Ácidos grasos omega-3 y acné

Los Omega-3 Podrían Ayudar a Reducir los Síntomas del Acné

La información esencial

La dieta moderna típica es extraordinariamente baja en ácidos grasos omega-3 en comparación con la dieta de nuestros antepasados ​​y, como resultado, la ingesta de grasas en la dieta de la persona promedio en estos días está radicalmente desequilibrada. Aumentar la ingesta de omega-3 podría ayudarnos a recuperar el equilibrio y reducir los síntomas del acné.

Los omega-3 se encuentran más abundantemente en los peces capturados en la naturaleza. Presentan varias propiedades que pueden tener un efecto beneficioso sobre el acné. Estas propiedades incluyen, pero no se limitan a:

  • Efectos antiinflamatorios: El acné es, en esencia, una enfermedad inflamatoria, por lo que cualquier cosa que reduzca la inflamación es bienvenida.
  • Efectos antibacterianos: El acné es en parte una enfermedad bacteriana, por lo que cualquier cosa que combata las bacterias podría ayudar.
  • Efectos positivos en la cicatrización de heridas: Médicamente hablando, las lesiones de acné son heridas pequeñas, por lo que cualquier cosa que ayude a curar las heridas podría ayudar a que las lesiones se curen más rápidamente y potencialmente a reducir las cicatrices.

Hasta el momento, dos estudios preliminares revelan evidencia de que los omega-3 pueden ayudar a reducir el acné. Además, cuando observamos la investigación sobre los efectos positivos de los omega-3 en otras enfermedades, esto fortalece aún más el argumento de que los omega-3 podrían ser una adición útil al tratamiento del acné.

La línea de fondo: Dado que los omega-3 son buenos para usted, y las personas que siguen dietas occidentales normalmente no obtienen suficientes omega-3 en su dieta, tiene sentido tomar algunas pastillas de aceite de pescado todos los días. Si eres vegetariano, puedes probar suplementos de algas/aceite de algas. Yo personalmente uso aceite de hígado de bacalao como mi suplemento de omega-3 porque no me expongo mucho al sol, y el aceite de hígado de bacalao es un suplemento de aceite de pescado que también viene con una buena cantidad de vitamina D.

Nota especial: los ácidos grasos omega-3 pueden ayudar a reducir los efectos secundarios de la isotretinoína (Accutane®): Un estudio encontró que tomar suplementos de omega-3 puede ayudar con la piel seca y la sequedad de la nariz y los ojos, que son un efecto secundario común del tratamiento con isotretinoína (Accutane®).

La ciencia

Los ácidos grasos omega-3 son necesarios para la salud en general y no podemos prosperar sin ellos.1 Cuando se trata del acné, es probable que su actividad antiinflamatoria sea la más útil.

Los omega-3 se llaman básico ácidos grasos, por lo que el organismo no puede fabricarlos y la única forma de obtenerlos es a través de la alimentación.

Hay tres ácidos grasos omega-3 principales:

  1. ALA (ácido alfa-linoleico)
  2. EPA (ácido eicosapentaenoico)
  3. DHA (Ácido docosahexaenoico)1

Cuando se trata de acné, EPA y DHA son los más importantes.

El EPA y el DHA están presentes en ciertas especies de pescado capturado en la naturaleza, en particular en los peces que viven en aguas frías y profundas, como el salmón, el atún, el pez espada, la caballa, el arenque y las sardinas.1-3 DHA también está presente en las algas.

Cómo los ácidos grasos omega-3 podrían ayudar a tratar el acné

Los omega-3 son un tipo de ácido graso llamado ácido graso poliinsaturado o PUFA para abreviar.

Hay dos tipos principales de PUFA:

Ambos son importantes para la salud humana, pero consumirlos en la proporción correcta también es importante. En las dietas modernas, la proporción se ha vuelto notablemente desequilibrada. La proporción de omega-6 a omega-3 en la dieta de nuestros antepasados ​​rondaba 2:1 o incluso 1:1. Esto está en marcado contraste con la dieta occidental típica, que tiene una proporción de aproximadamente 20:1. Esto lleva a los científicos a preguntarse si el acné podría ser en parte el resultado de un desequilibrio de ácidos grasos en la dieta.

Ácidos grasos omega-3 y acné

Hasta el momento, dos estudios nos muestran que los ácidos grasos omega-3 pueden ser beneficiosos para el acné. En estos estudios, los pacientes experimentaron una disminución en la cantidad de lesiones de acné después de tomar suplementos que contenían ácidos grasos omega-3 durante dos o más meses.4,5 Ampliar para leer detalles de los estudios

Lípidos en Salud y Enfermedad

Un informe de serie de casos de 2008 en la revista Lípidos en Salud y Enfermedad siguió a cinco pacientes con acné leve a moderado que estaban tomando un suplemento de omega-3. Este informe encontró que después de dos meses, cuatro de los cinco pacientes experimentaron una reducción en la cantidad de lesiones de acné, así como un cambio positivo en sus estados mentales. Como explican los autores, “La autoadministración de una combinación de nutrientes a base de aceite de pescado omega-3 durante dos meses pareció tener cierta influencia en el proceso del acné y, quizás lo que es más importante, en la perspectiva mental. Específicamente, cuatro de los individuos tuvieron una reducción en el recuento total de lesiones, con un rango de 11 a 41 lesiones menos después de 2 meses”.4 Desafortunadamente, aunque este estudio proporciona un poco de evidencia, no es una evidencia particularmente fuerte o confiable: el diseño del estudio no fue sólido; era muy pequeño; y el suplemento de omega-3 utilizado en el estudio también contenía otros ingredientes que podrían tener un efecto sobre el acné, como antioxidantes, zinc, selenio y cromo.

Acta Dermato-Venereologica

Un estudio más sólido de 2014 en Acta Dermato-Venereologica examinó a 45 pacientes con acné leve a moderado. Este estudio dividió a los pacientes en tres grupos: un grupo recibió ácidos grasos omega-3; un segundo grupo recibió un ácido graso omega-6; y un tercer grupo recibió un placebo (sustancia inactiva). Después de 10 semanas, los pacientes tanto del grupo de ácidos grasos omega-3 como del grupo de ácidos grasos omega-6 experimentaron una reducción significativa de las lesiones de acné. Los autores declararon, “Después de 10 semanas de ácidos grasos omega-3 o [omega-6 fatty acid] suplementación, las lesiones inflamatorias y no inflamatorias del acné disminuyeron significativamente”.5

Dado que solo tenemos estos dos estudios que analizan específicamente el efecto que tienen los omega-3 sobre el acné, para tener una idea más clara, podemos ver los estudios que muestran el efecto positivo de los omega-3 en:

  1. Inflamación: El acné es una enfermedad inflamatoria crónica.
  2. bacterias: El acné es en parte una enfermedad bacteriana.
  3. Cicatrización de la herida: Las lesiones de acné son esencialmente pequeñas heridas.

Profundicemos un poco más en cada uno de estos.

Efectos sobre la inflamación

Los omega-3 pueden reducir la inflamación

El acné es, en esencia, una enfermedad inflamatoria. Si bien no hay investigaciones hasta la fecha que analicen si los ácidos grasos omega-3 reducen la inflamación en el acné, muchos estudios han evaluado los efectos antiinflamatorios de los ácidos grasos omega-3 en otras enfermedades inflamatorias, como la enfermedad inflamatoria intestinal y la artritis reumatoide. Estos estudios han demostrado que los ácidos grasos omega-3 parecen tener un efecto antiinflamatorio significativo.

Por ejemplo, en un estudio, el aceite de pescado tomado por pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal disminuyó la inflamación intestinal.6

En otro estudio, los pacientes con enfermedad de Crohn (un tipo de enfermedad inflamatoria intestinal) que tomaron cápsulas de aceite de pescado experimentaron una recaída significativamente menor de su enfermedad que los pacientes que tomaron un placebo.6

En otro estudio más, los niveles más altos de ácidos grasos omega-3 en la sangre se correlacionaron con niveles más altos de marcadores antiinflamatorios y niveles más bajos de marcadores proinflamatorios, lo que indica que los ácidos grasos omega-3 influyen en los niveles de inflamación en la sangre.6

Estos resultados sugieren que los ácidos grasos omega-3 podrían reducir la inflamación que está presente en el acné.

Efectos sobre las bacterias

Los científicos están investigando los posibles efectos de los ácidos grasos omega-3 para combatir las bacterias

Un estudio reciente encontró que los ácidos grasos omega-3 pueden inhibir el crecimiento de bacterias en el laboratorio, incluido el tipo de bacteria que juega un papel en el acné.7 Ampliar para leer detalles del estudio

Drogas Marinas

Un 2013 en vitro (en el laboratorio) estudio en el diario Drogas Marinas investigó los posibles efectos antimicrobianos (antibacterianos) de seis AGPI diferentes, incluidos EPA y DHA, en C. acnes y S. aureus, que son dos cepas de bacterias asociadas con el acné. Este estudio encontró que los seis PUFA inhibían el crecimiento de ambas cepas de bacterias. De los omega-3 probados, el DHA fue más efectivo que el EPA contra C. acnes; DHA y EPA fueron igualmente efectivos contra S. aureus. Los autores concluyeron, “[PUFAs] justifican una evaluación adicional como posibles nuevos agentes para tratar infecciones de la piel causadas por C. acnes y S. aureusespecialmente en combinaciones sinérgicas con agentes antimicrobianos ya utilizados clínicamente.”7

Efectos sobre la cicatrización de heridas

Los Omega-3 Podrían Promover la Curación de Heridas

Las lesiones de acné son “heridas”. Algunas investigaciones también han demostrado que los ácidos grasos omega-3 podrían promover la cicatrización de heridas.

Por ejemplo, un estudio encontró que la suplementación con ácidos grasos omega-3 aumentó ciertas moléculas necesarias para la cicatrización de heridas.

Otros dos estudios encontraron que, en pacientes que se habían sometido a una cirugía abdominal mayor, los que tomaron suplementos de aceite de pescado tuvieron estadías más cortas en el hospital y tasas más bajas de infección grave que los que tomaron un placebo.8

Si bien estos estudios no investigaron la cicatrización de heridas en el acné, el proceso de cicatrización de heridas en las lesiones del acné es similar al de otras heridas, por lo que es razonable inferir que los ácidos grasos omega-3 también podrían ser beneficiosos para curar las lesiones del acné.

Los ácidos grasos omega-3 podrían ser una adición útil al tratamiento del acné

Los ácidos grasos omega-3 podrían aliviar algunos efectos secundarios de la isotretinoína, un medicamento que algunas personas toman para el acné severo

Tomar suficientes omega-3 también puede ser beneficioso para las personas que toman isotretinoína.

Por lo general, los médicos solo recetan isotretinoína para los casos más graves de acné porque presenta una variedad de efectos secundarios. Estos efectos secundarios a veces provocan que los pacientes no cumplan con el plan de tratamiento o suspendan el tratamiento por completo.

Sin embargo, un estudio reciente encontró que tomar suplementos de omega-3 podría aliviar algunos efectos secundarios comunes de la isotretinoína, como la piel seca y la sequedad de la nariz y los ojos. Los investigadores escribieron: «Dado que el omega-3 oral reduce… los efectos secundarios de la isotretinoína, se recomienda en pacientes con acné… que están recibiendo este medicamento».9 Ampliar para leer detalles del estudio

Investigación y práctica de la dermatología

El estudio fue publicado en la revista Investigación y práctica de la dermatología en 2018. Los investigadores observaron a 118 pacientes con acné que se dividieron aleatoriamente en dos grupos. Los pacientes del primer grupo tomaban solo isotretinoína, mientras que los pacientes del segundo grupo tomaban isotretinoína además de 1 g de ácidos grasos omega-3 orales (equivalente a 2 cápsulas o geles blandos) por día. Después de 16 semanas de tratamiento, los científicos encontraron que los pacientes del segundo grupo habían experimentado significativamente menos efectos secundarios como sequedad de la piel y sequedad de la nariz y los ojos. Los investigadores concluyeron que tomar suplementos diarios de omega-3 podría reducir los efectos secundarios de la isotretinoína.9

La línea de fondo

Nuestra dieta moderna tiende a proporcionar una grave falta de grasas omega-3. Los omega-3 son importantes para la salud en general y pueden ayudar a regular la inflamación en nuestros cuerpos. Dado que el acné es una enfermedad inflamatoria, aunque aún no se ha demostrado, tiene sentido que consumir más omega-3 pueda ayudar a reducir el acné. Una manera rápida y fácil de obtener más omega-3 es tomando algunas pastillas de aceite de pescado al día (hasta 6). Si no se expone regularmente al sol, el aceite de hígado de bacalao puede ser la mejor opción, ya que también contiene vitamina D. Referencias

  1. Wall, R, Ross, RP, Fitzgerald, GF y Stanton, C. Ácidos grasos del pescado: el potencial antiinflamatorio de los ácidos grasos omega-3 de cadena larga. Nutrición Rvdo. 68280-289 (2010). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20500789
  2. Marangoni, F. & Poli, A. Ácidos grasos Ω-3: diferencias funcionales entre la ingesta de alimentos, la suplementación oral y los tratamientos farmacológicos. En t. J. Cardiol. 170T12-T15 (2013). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24045226
  3. Arterburn, LM, Hall, EB y Oken, H. Distribución, interconversión y respuesta a la dosis de ácidos grasos Ω-3 en humanos. Soy. J. Clin. nutrición. 831467S-1476S (2006). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16841856
  4. Rubin, MG, Kim, K. & Logan, AC Acné vulgar, salud mental y ácidos grasos omega-3: Informe de casos. Lípidos Salud Dis. 736 (2008). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18851733
  5. Jung, JY et al. Efecto de la suplementación dietética con ácidos grasos omega-3 y ácido gamma-linolénico sobre el acné vulgar: un ensayo controlado aleatorizado, doble ciego. Acta Derm. Venereol. 94521-525 (2014). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24553997
  6. Simopoulos, AP Ácidos grasos omega-3 en salud y enfermedad y en crecimiento y desarrollo. Soy. J. Clin. nutrición. 54438-463 (1991). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/1908631
  7. Desbois, AP & Lawlor, KC Actividad antibacteriana de ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga contra Propionibacterium acnes y estafilococo aureus. Drogas mar.. 114544-4557 (2013). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24232668
  8. Kiecolt-Glaser, JK, Glaser, R. & Christian, LM Ácidos grasos omega-3 y desregulación inmunitaria inducida por el estrés: implicaciones para la cicatrización de heridas. Mil. Medicina. 179129-133 (2014). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25373096
  9. Mirnezami, M. & Rahimi, H. ¿Es efectivo el omega-3 oral para reducir los efectos secundarios mucocutáneos de la isotretinoína en pacientes con acné vulgar? Dermatol. Res. Practica 29 de mayo6974045 (2018). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30002675

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *