El acné corporal es más común de lo que piensas

El acné corporal es más común de lo que piensas

El acné corporal está presente en aproximadamente el 50% de las personas que tienen acné facial

La información esencial

Si bien puede sonar sorprendente porque las personas suelen estar cubiertas, el acné corporal está presente en aproximadamente el 50 % de las personas que tienen acné facial.

El acné corporal que no se acompaña de acné facial ocurre solo en una pequeña proporción de personas.

Mi experiencia: El acné corporal siempre vino junto con el acné facial para mí. De hecho, mi acné corporal era peor que mi acné facial en la universidad. Incluso en la edad adulta, el acné corporal se mantuvo, aunque en menor grado que el acné facial. Una cosa que noté, y esto es anecdótico porque solo soy una persona, es que el acné de mi cuerpo respondió muy bien a una dieta cetogénica baja en carbohidratos. Si bien no pude eliminar por completo mi acné facial con una dieta baja en carbohidratos, el acné de mi cuerpo se desvaneció bastante rápido siempre y cuando me mantuviera bajo en carbohidratos.

La ciencia

La gente no habla mucho al respecto, pero el acné en la espalda, el pecho y otras partes del cuerpo es sorprendentemente común. Las áreas distintas de la cara donde el acné puede presentarse incluyen:

  • atrás
  • Cofre
  • Atrás del cuello
  • Espalda
  • Brazos
  • Nalgas
  • Piernas

Aproximadamente la Mitad de las Personas con Acné Facial También Sufren de Acné Corporal

Personas con acné facial que sufren de acné troncal (cuerpo)

El acné que afecta la espalda y el pecho se llama “acné troncal”. Cinco estudios nos muestran que:

  • Aproximadamente la mitad de las personas que tienen acné facial también tienen acné troncal.
  • Los hombres tienden a experimentar acné corporal con un poco más de frecuencia.
  • El acné corporal tiende a aparecer en la espalda un poco más a menudo que en el pecho.

Ampliar para leer detalles de los estudios

Revista de la Academia Americana de Dermatología

Un estudio de 2007 publicado en el Revista de la Academia Americana de Dermatología que involucró a 300 pacientes con acné facial (de 14 a 30 años de edad) encuentra que aproximadamente la mitad de las personas que tienen acné facial también tienen acné troncal. En el grupo que tiene acné troncal, el acné está presente en la espalda aproximadamente un tercio de veces más que en el pecho. Los hombres en este estudio se ven afectados con acné troncal con una frecuencia ligeramente mayor que las mujeres (54 % de los hombres y 43 % de las mujeres).1

El Diario de Dermatología Clínica y Estética

Otro estudio, publicado en 2010 en la Revista de Dermatología Clínica y Estéticaincluidos 696 pacientes de cinco consultorios privados El 47,6% solo tiene acné facial y el 52,3% tiene tanto acné facial como troncal. Solo el 2,3% no tiene acné facial pero sufre acné corporal.2

Revista de Drogas en Dermatología

El segundo estudio, más riguroso, se publicó en la revista Acta Dermato-Venereologica en 2014. En este estudio, los investigadores dividieron a 30 pacientes con leve Un tercer estudio, publicado en 2008 en la Revista de Drogas en Dermatologíaincluidos 965 pacientes con hallazgos de acné El 92% sufre acné facial, el 45% acné en el pecho y el 61% acné en la espalda.3

Anais Brasileiros de Dermatología

Una encuesta publicada en la revista Anais Brasileiros de Dermatología en 2014 encuentra que de 2200 brasileños de 18 años, El 76% tiene acné en la cara, el 31% tiene acné en el pecho y el 50% tiene acné en la espalda..4

Revista de la Academia Europea de Dermatología y Venereología

Finalmente, un estudio de 2015 publicado en el Revista de la Academia Europea de Dermatología y Venereología informes sobre 374 mujeres con acné de 15 países de todo el mundo. El estudio encuentra que El 48,4% de las mujeres con acné sufren acné corporal.5

El acné corporal a menudo no se informa

Cuando los pacientes con acné van al médico, a menudo hablan solo de su acné facial y no mencionan su acné corporal, como podemos ver en el siguiente estudio de 2007:

Revista de Drogas en Dermatología

Un estudio de 2007 en el Revista de Drogas en Dermatología nota que 1 de cada 4 pacientes que tienen tanto acné facial como corporal reportan solo acné facial. “En los pacientes que presentaban como queja principal solo acné facial, el 22,4 % también presentaba compromiso del tronco, que se detectó solo después de la inspección clínica del tórax y/o la espalda por parte del investigador”.

Debido a que los pacientes con acné pueden sentirse más avergonzados por su acné facial, a veces le dan más importancia a recibir tratamiento para las lesiones faciales. Del mismo estudio, “La cara fue identificada por el 85% de los pacientes como la región de afectación que les producía mayor vergüenza. Otros sitios identificados en orden descendente fueron la espalda (7%), el tórax (2,5%) y el cuello (2,2%)”.6

No hay suficiente investigación sobre el acné corporal

Hay mucha más investigación sobre el acné facial en comparación con el acné corporal. Existen muchos sistemas de clasificación estandarizados para la evaluación del acné, pero en su mayoría se limitan al acné facial. De los 25 sistemas de clasificación disponibles para el acné, solo 2 de ellos tratan el acné del pecho y la espalda.7

Revista británica de dermatología

Del mismo modo, la investigación relacionada con el tratamiento del acné, incluidos los medicamentos tópicos y sistémicos, también sigue centrándose en el acné facial. “Si bien se reconoce ampliamente que el acné afecta el tronco, hay escasez de información sobre la prevalencia y la gravedad del acné en esta región. En parte, esto puede deberse a la falta de sistemas estandarizados y validados para la evaluación del acné en las regiones extrafaciales. Además, los estudios de investigación de medicamentos para el acné se centran en el acné facial con poca atención a otros sitios anatómicos, incluso para tratamientos sistémicos”.6

El acné facial y corporal son similares

El acné corporal a menudo no se informa

El acné corporal se desarrolla de manera similar al acné facial, pero los poros del cuerpo tienden a ser más grandes, por lo que a menudo se desarrollan lesiones de acné más grandes en el cuerpo. Sin embargo, independientemente de la ubicación, todas las lesiones de acné comienzan con un poro obstruido, lo que puede provocar una acumulación de aceite en la piel que normalmente se drena del poro a la superficie de la piel. En este poro obstruido, las bacterias crecen dentro del aceite de la piel atrapado y se desarrolla el acné.8,9

La irritación física de la piel puede empeorar el acné corporal

Cualquier cosa que entre en contacto prolongado con la piel puede empeorar el acné. Cuanto más se irrita físicamente la piel, más posibilidades hay de que se desarrolle acné. Esto es tan conocido que tiene su propio término médico: mecánica del acné.

Revista de la Asociación Médica Canadiense (CMAJ)

Autores en el Revista de la Asociación Médica Canadiense describen el acné mecánico que encuentran en el cuerpo de esta manera: “Suele ocurrir en áreas cubiertas por equipos de protección en deportes de contacto. Por ejemplo, los jugadores de fútbol suelen tener (acné) en los… hombros… Los golfistas pueden experimentar acné mecánico en la parte lateral de la espalda, donde roza la correa de la bolsa de golf.10

El acné mecánico afecta a los atletas, pero también puede afectar a las personas que, por ejemplo, llevan mochilas pesadas durante todo el día. Sin embargo, obviamente, es imposible evitar el contacto con el cuerpo a lo largo del día. En lugar de intentar eliminar toda la irritación física del cuerpo, simplemente tome conciencia de las principales y obvias fuentes de irritación del cuerpo y elimínelas cuando sea posible. Luego, trate el cuerpo con un régimen corporal anti-acné adecuado y puede mantenerse limpio. Una nota rápida: El equipo deportivo también puede causar dermatitis alérgica, una condición que a menudo se confunde con el acné mecánico. Es el resultado de sustancias en el propio equipo y puede parecerse al acné:

Revista de la Asociación Médica Canadiense

“La dermatitis alérgica de contacto causada por sustancias que se encuentran en los equipos deportivos (p. ej., productos químicos del caucho como tiurams, mercaptobenzotiazol y carbamatos) debe considerarse en el diagnóstico diferencial del acné mecánico”.10 Los médicos usan pruebas de parche para diferenciar entre el acné mecánico y la dermatitis alérgica.

Acné Mecánico

¿Es el sudor una causa del acné corporal?

Las personas a menudo se han preguntado si el sudor inducido por el ejercicio es una causa del acné corporal o no. El sudor en sí no es un problema ya que no hay nada en el sudor que pueda causar acné, pero el sudor, cuando se combina con irritación física, puede empeorar la irritación. Solo tenemos un estudio que analiza esto directamente y ese estudio fue demasiado pequeño para sacar una conclusión, pero se plantea la hipótesis de que el sudor + la irritación física podrían provocar más poros obstruidos que la irritación física por sí sola.

Revista de Dermatología Pediátrica

Un estudio de 2008 publicado en Dermatología Pediátrica Eché un vistazo a esta pregunta. El estudio requirió que los hombres jóvenes y activos hicieran ejercicio el tiempo suficiente para inducir la sudoración. El estudio se llevó a cabo durante cinco días a la semana durante un período de dos semanas e incluyó tres grupos separados:

  • Grupo 1 fue el grupo de control para la comparación que no hizo ejercicio
  • Grupo 2 ducharse después de una hora de ejercicio
  • Grupo 3 se duchó después de cuatro horas de ejercicio

Aunque los resultados mostraron que hubo más lesiones de acné en los grupos que hicieron ejercicio, debido al pequeño tamaño de la muestra y las amplias diferencias en el número de lesiones, los resultados no pudieron alcanzar significación estadística. Se concluyó que el papel del sudor inducido por el ejercicio en el acné corporal debe confirmarse a través de un estudio de muestra más grande y más riguroso.11

Formas graves de acné corporal

El acné corporal a menudo está presente junto con el acné facial y generalmente no está relacionado con ninguna otra enfermedad o condición. Sin embargo, hay dos condiciones raras que pueden afectar tanto la cara como el cuerpo:

  1. El acné conglobata es una forma de acné muy poco frecuente y extremadamente grave. Afecta el pecho, la espalda, las nalgas y la cara. Es muy difícil de tratar y puede provocar cicatrices que desfiguran, que es la causa de una inmensa ansiedad y estrés en los pacientes.12
  • El acné fulminante es la única otra condición rara que se presenta con acné corporal. Este tipo de acné generalmente ocurre entre las edades de 13 a 16 años, principalmente en hombres caucásicos, y se caracteriza por lesiones graves de acné en la cara, la parte superior del pecho y la espalda. Otros síntomas incluyen fiebre, escalofríos, dolor corporal y debilidad. En algunos casos, el acné fulminante puede afectar los huesos, los músculos, el hígado y el bazo.13

Tratamiento del acné corporal

Los mismos tratamientos que funcionan para el acné facial también pueden tratar con éxito el acné corporal. Para el acné corporal de leve a moderado, un régimen que consiste en peróxido de benzoilo tópico y ácido glicólico es más efectivo. Para el acné corporal grave y con cicatrices profundas, la isotretinoína (Accutane®) puede ser una opción. Una variedad de otros tratamientos también están disponibles.14-17

Comer una dieta cetogénica baja en carbohidratos también puede sorprenderlo. Comer de esta manera teóricamente debería reducir la inflamación y regular las hormonas, y podría ayudar a controlar el acné en su cuerpo. Vale la pena intentarlo porque también es una forma muy saludable de comer. Solo asegúrese de mantener muchas verduras en su dieta para asegurarse de tener todos los antioxidantes que su piel necesita. Referencias

  1. Del Rosso, JQ, Bikowski, J. & Baum, E. Prevalencia de acné vulgar en el tronco: un estudio de población basado en la experiencia de la práctica privada. Mermelada. Academia Dermatol. 56AB3 (2007). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17668525
  2. Bikowski, J. Una revisión de la seguridad y eficacia de la espuma emoliente de peróxido de benzoilo (5,3 %) en el tratamiento del acné vulgar troncal. J. Clin. esteta Dermatol. 326 – 29 (2010). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21103313
  3. Bronceado, JK et al. Prevalencia y severidad del acné facial y troncal en una cohorte de referencia. J. Drogas. Dermatol. 7551 – 556 (2008). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18561586
  4. Isaacsson, VC, Almeida, HL Jr, Duquia, RP, Breunig, J. de A. & Souza, PR Insatisfacción y acné vulgar en adolescentes varones y factores asociados. Un. Sujetadores. Dermatol. 89576-579 (2014). https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/25054743/
  5. Dréno, B., Thiboutot, D., Layton, AM et al. Un estudio internacional a gran escala mejora la comprensión de una población emergente con acné: las mujeres adultas. J.Eur. Academia Dermatol. Venereol. 291096-1106 (2015). https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/25296739/
  6. Del Rosso, JQ et al. Una mirada más cercana al acné vulgar del tronco: prevalencia, gravedad y significado clínico. J. Drogas Dermatol. 6597 – 600 (2007). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17668525
  7. Tan, JK, Zhang, X., Jones, E. & Bulger, L. Correlación de imágenes fotográficas del sistema revisado de clasificación del acné de Leeds con una escala global de gravedad del acné de seis categorías. J.Eur. Academia Dermatol. Venereol. 27e414-419 (2013). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22924863
  8. Handa, S. Infecciones por Propionibacterium (2015) https://emedicine.medscape.com/article/226337-overview
  9. Mourelatos, K., Eady, EA, Cunliffe, WJ, Clark, SM & Cove, JH Cambios temporales en la excreción de sebo y colonización propionibacteriana en niños preadolescentes con y sin acné. Hermano J. Dermatol. 15622 – 31 (2007). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17199562
  10. Freiman, A., Barankin, B. & Elpern, DJ Dermatología deportiva parte 1: dermatosis comunes. CMAJ 171851 – 853 (2004). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC522647/
  11. Short, RW, Agredano, YZ, Choi, JM & Kimball, AB Un estudio piloto aleatorio simple ciego para evaluar el efecto del sudor inducido por el ejercicio sobre el acné troncal. pediatra Dermatol. 25126 – 128 (2008). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18304176
  12. Shirakawa, M., Uramoto, K. & Harada, FA Tratamiento del acné conglobata con infliximab. Mermelada. Academia Dermatol. 55344 – 346 (2006). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16844527
  13. Zaba, R., Schwartz, R., Jarmuda, S., Czarnecka-Operacz, M. & Silny, W. Acné fulminante: forma sistémica explosiva de acné. J.Eur. Academia Dermatol. Venereol. 25501 – 507 (2011). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21029206
  14. St Surin-Lord, S. & Miller, J. Tratamiento tópico del acné troncal con loción de tretinoína al 0,05 % y espuma de ácido azelaico. Caso Rep. Dermatol. Medicina. 20205217567 (2020). https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32257457/
  15. Del Rosso, JQ, Kircik, L. & Tanghetti, E. Manejo del acné vulgar troncal con gel tópico de dapsona al 7,5 %. J. Clin. esteta Dermatol. 1145-50 (2018). https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/30214667/
  16. Blume-Peytavi, U,, Fowler, J., Kemény, L., et al. Seguridad y eficacia a largo plazo de la crema de trifaroteno 50 μg/g, un retinoide tópico selectivo de RAR-γ de primera clase, en pacientes con acné facial y troncal moderado. J.Eur. Academia Dermatol. Venereol. 34166-173 (2020). https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/31306527/
  17. Tan, J., Thiboutot, D., Popp, G. et al. Evaluación aleatorizada de fase 3 del tratamiento con crema de trifaroteno 50 μg/g del acné facial y troncal moderado. Mermelada. Academia Dermatol. 801691-1699 (2019). https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/30802558/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *