¿Cuál es la diferencia entre la piel de la cara y la piel del cuerpo?

¿Cuál es la diferencia entre la piel de la cara y la piel del cuerpo?

La piel del rostro es más delicada y requiere cuidados especiales

La información esencial

Piel en la cara: Los poros de la piel de la cara son más pequeños que los del resto del cuerpo y contienen una mayor concentración de glándulas sebáceas de la piel. El aceite de la piel es esencial para el desarrollo del acné, y es por eso que vemos que el acné afecta la cara con tanta frecuencia. La piel de la cara también es más fina y delicada que la del cuerpo y, por lo tanto, necesita un régimen de tratamiento más suave.

Piel en el cuerpo: Los poros de la piel y las glándulas sebáceas de la piel en el cuerpo son más grandes que en la cara. Es por eso que cuando se producen lesiones de acné en el cuerpo, las lesiones tienden a ser de mayor tamaño. La piel del cuerpo es más gruesa y resistente que la de la cara y, por lo tanto, puede soportar un régimen de tratamiento más agresivo.

La ciencia

La piel de la cara y el cuerpo difieren en estas áreas clave:

  • Anatomía: La piel consta de tres capas y las diferencias entre la piel del rostro y la piel del cuerpo están presentes en cada una de estas capas:
    1. Epidermis (arriba)
    2. Dermis (medio)
    3. Hipodermis (abajo)
  • Cuidado de la piel / Cuidado del acné: El cuidado de la piel de la cara requiere un régimen más suave, mientras que la piel del cuerpo normalmente puede soportar un régimen más agresivo.

Echemos un vistazo a cómo la epidermis, la dermis y la hipodermis difieren entre la cara y el cuerpo, y por qué la piel de la cara debe tratarse con más cuidado.

Precaución: mucha ciencia profunda por delante: Voy a profundizar bastante en la anatomía. Si te gusta aprender ese tipo de cosas, sigue leyendo. Si no es así, sepa que la piel de la cara es más fina y sensible que la del cuerpo y debe tratarse con más delicadeza.

Epidermis

Epidermis

La epidermis es la capa externa de la piel, responsable de evitar la entrada de sustancias extrañas en la piel, así como de evitar la pérdida de agua de la piel.

Se divide además en varias subcapas, que incluyen el estrato basal y el estrato córneo. Estas subcapas están compuestas por diferentes tipos de células.1

los estrato basal es la capa más interna de la epidermis. Diferentes células en el estrato basal contribuyen al color de la piel, el sentido del tacto y los efectos protectores:

  • queratinocitos constituyen el 90% de las células epidérmicas. En el estrato basal, se someten a divisiones celulares repetidas para formar nuevas células que reemplazan continuamente a las más antiguas. A medida que se reemplazan los queratinocitos viejos, se mueven a través de las capas superiores de la epidermis hacia la superficie de la piel, donde sufren cambios estructurales y químicos que los transforman en células llamadas corneocitos.
  • melanocitos son células que producen un pigmento llamado melanina, que da origen al color de la piel y el cabello. La melanina también brinda protección contra los dañinos rayos ultravioleta presentes en la luz solar.
  • Langerhans Las células forman parte del sistema inmunológico de la piel. Estas células ayudan a detectar sustancias extrañas y defienden al cuerpo de infecciones. Sin embargo, también son responsables del desarrollo de alergias en la piel.
  • Células de Merkeltambién llamadas células táctiles, son terminaciones nerviosas modificadas que se encargan de la detección del tacto.2,3

los estrato córneo es la capa más externa de la epidermis. Es relativamente resistente al agua y, cuando no está dañado, evita que la mayoría de las bacterias, virus y otras sustancias extrañas entren en el cuerpo.

Los corneocitos son el componente principal del estrato córneo. Estas células adquieren estructuras llamadas desmosomas en su superficie para que se adhieran entre sí. Una capa de lípidos (grasa) envuelve los corneocitos, lo que ayuda a prevenir la pérdida de agua. También contienen proteínas y moléculas que forman parte del factor de hidratación natural (NMF), que está formado por moléculas que retienen el agua e hidratan la piel. A medida que maduran, los corneocitos se vuelven más duros y crean la capa externa protectora de la piel.4

Comparando la epidermis de la cara con la del cuerpo

La distribución de los diferentes tipos de células varía en todo el cuerpo. En general, la epidermis de la cara es más fina que la epidermis del resto del cuerpo, excepto en los genitales. En la piel del rostro, los corneocitos son más pequeños en tamaño pero más numerosos en comparación con los del resto del cuerpo. La siguiente tabla describe cómo las células de la epidermis en la cara son diferentes de las de otras partes del cuerpo.

Comparando la epidermis de la cara con la del cuerpo

Dermis

Dermis

La dermis se encuentra debajo de la epidermis. El tejido fibroso y elástico de la dermis es responsable de la fuerza y ​​elasticidad de la piel. También contiene vasos sanguíneos, glándulas sudoríparas, glándulas sebáceas (aceite), folículos pilosos y terminaciones nerviosas.

  • Vasos sanguineos de la dermis proporcionan nutrientes a la dermis y la epidermis. Debido a que la epidermis no contiene vasos sanguíneos, depende de los vasos sanguíneos de la dermis para nutrirse. Los vasos sanguíneos de la dermis también son importantes en la regulación de la temperatura, que es una función vital de la piel. Las altas temperaturas provocan el agrandamiento de los vasos sanguíneos para que fluya más sangre cerca de la superficie de la piel, donde se libera el calor. Por el contrario, las bajas temperaturas hacen que los vasos sanguíneos se contraigan. Esto reduce el flujo de sangre a la superficie de la piel para conservar el calor.7
  • Glándulas sebáceas por lo general se unen a los folículos pilosos. Secretan una sustancia aceitosa llamada sebo, que lubrica e impermeabiliza la piel. Las glándulas sebáceas también brindan protección antibacteriana.8
  • Glándulas sudoríparas se dividen en dos tipos: (1) glándulas apocrinas y (2) glándulas ecrinas. Las glándulas apocrinas se desarrollan en áreas que contienen abundante vello, como las axilas y la ingle. Allí secretan un líquido lechoso que desarrolla un olor cuando interactúa con las bacterias del cuerpo. Las glándulas ecrinas no están asociadas con los folículos pilosos. Producen sudor claro, que ayuda a controlar la temperatura corporal a medida que se evapora de la piel.9
  • Folículos pilosos son responsables de producir cabello que, en la piel, ayuda a regular la temperatura corporal y mejora la sensación. Hay dos tipos de vello corporal: (1) vello velloso y (2) vello terminal. Los pelos de Vellus son suaves, finos y ligeramente pigmentados. El vello velloso es común en bebés y niños, pero en los adultos se reemplaza en gran medida por vello terminal. El vello terminal es más largo, grueso y oscuro que el vello velloso. Durante la pubertad, crece vello terminal en el área genital y las axilas de hombres y mujeres, y también en la cara, el pecho, los brazos y los pies de los hombres.1

Comparando la dermis de la cara con la del cuerpo

Los componentes de la dermis varían según la ubicación. Por ejemplo, la cara contiene más vasos sanguíneos y glándulas sebáceas que otras partes del cuerpo, pero contiene muy pocas glándulas sudoríparas apocrinas. La siguiente tabla describe cómo se distribuyen los componentes de la dermis en la cara en contraste con otras partes del cuerpo.

Comparando la dermis de la cara con la del cuerpo

hipodermis

hipodermis

La hipodermis es la capa más interna de la piel. Contiene una capa de células grasas que aíslan el cuerpo, protegiéndolo del calor y el frío. El tejido graso de la hipodermis se denomina tejido adiposo. El tejido adiposo también proporciona un acolchado protector y almacena energía para que el cuerpo la utilice en momentos de deficiencia calórica.11

Comparando la hipodermis de la cara con la del cuerpo

Los factores genéticos afectan la distribución del tejido adiposo. Factores ambientales como la dieta y el ejercicio determinan su grosor. En general, la hipodermis es más gruesa en los muslos, las caderas y las nalgas en las mujeres. En los machos, es más grueso en el abdomen y los muslos. En ambos sexos, la hipodermis de la cara es más gruesa en las mejillas. La evidencia sugiere que la cantidad de adipocitos (células de almacenamiento de grasa) permanece constante después de la pubertad en individuos delgados. Sin embargo, cuando las personas consumen un exceso de calorías, los adipocitos pueden aumentar de volumen y se pueden generar nuevos adipocitos. Comer en exceso a corto plazo aumenta el tamaño de los adipocitos en individuos delgados. En las personas obesas, comer en exceso también aumenta el tamaño, pero también parece aumentar el número de adipocitos.11

Trate su piel facial más suavemente

Debido a que la piel de la cara es más delgada y delicada en comparación con la piel del cuerpo, necesita un régimen de tratamiento más suave. Por el contrario, la piel del cuerpo es más gruesa y resistente, y normalmente puede soportar un régimen de tratamiento más agresivo.

La cara también está expuesta al viento y a las inclemencias del tiempo y es más probable que se seque en comparación con otras partes del cuerpo, que suelen estar cubiertas.12 Esto significa que la hidratación puede ser particularmente importante para la piel de la cara en el meses más fríos del año. Referencias

  1. Amirlak, B. Anatomía de la piel. https://emedicine.medscape.com/article/1294744-overview#a2
  2. Eckert, RL & Rorke, EA Biología molecular de la diferenciación de queratinocitos. Reinar. Perspectiva de Salud. 80109 – 116 (1989). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/2466639
  3. Thingnes, J., Lavelle, TJ, Hovig, E. & Omholt, SW Comprender la distribución de melanocitos en la epidermis humana: un enfoque de modelo computacional basado en agentes. Más uno 7e40377 (2012). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22792296
  4. Van Logtestijn, MDA, Dominguez-Hittinger, E., Stamatas, GN y Tanaka, RJ La resistencia a la difusión de agua en el estrato córneo depende de la profundidad. Más unoe0117292 (2015). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25671323
  5. Tagami, H. Diferencias relacionadas con la ubicación en la estructura y función del estrato córneo con especial énfasis en las de la piel facial. En t. J. Cosmet. ciencia 30413 – 434 (2008). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19099543
  6. Mohammed, D., Matts, PJ, Hadgraft, J. & Lane, ME Variación de las propiedades biofísicas y moleculares del estrato córneo con el sitio anatómico. AAP J. 14806 – 812 (2012). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3475846/
  7. Sandby-Møller, J., Poulsen, T. & Wulf, HC Espesor epidérmico en diferentes partes del cuerpo: relación con la edad, género, pigmentación, contenido de sangre, tipo de piel y hábito de fumar. Acta Derm. Venereol. 83410 – 413 (2003). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/14690333
  8. Ebling, F. Las glándulas sebáceas dieciséis495 – 411 (1965).
  9. Taylor, NA & Machado-Moreira, CA Variaciones regionales en la pérdida de agua transepidérmica, la densidad de las glándulas sudoríparas ecrinas, las tasas de secreción del sudor y la composición de electrolitos en humanos en reposo y en ejercicio. Extrem. Fisiol. Medicina. 24 (2013). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3710196/
  10. Arens, EA & Zhang, H. El papel de la piel en la termorregulación y el confort humanos. Transporte Térmico y de Humedad en Materiales Fibrosos, eds N. Pan y P. Gibson, Woodhead Publishing Ltd, pp 560-602 (2006). https://viterbik12.usc.edu/wp-content/uploads/2017/06/2006-Thermal-and-Moisture-Transport-in-Fibrous-Materials-Arens2c-Zhang-The-skin’s-role-in-human- termorregulacion-y-confort2.pdf
  11. Svensson, H. Morfología y función del tejido adiposo humano: relación con la sensibilidad a la insulina y la tolerancia a la glucosa con enfoque en el embarazo y mujeres con diabetes mellitus gestacional previa. (Instituto de Biomedicina. Departamento de Química Clínica y Medicina Transfusional, Gotemburgo, 2015). https://gupea.ub.gu.se/handle/2077/39574
  12. Machado, M., Hadgraft, J. & Lane, ME Evaluación de la variación de la función de barrera de la piel con el sitio anatómico, la edad, el género y el origen étnico. En t. J. Cosmet. ciencia 32397‐409 (2010). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20572883

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *