¿Existe un vínculo entre el yodo y el acné?

A pesar de lo que pueda haber escuchado, no parece haber un vínculo inherente entre los dos

La información esencial

No hay evidencia de que la ingesta normal de yodo en la dieta cause acné. Cualquier relación entre los dos parece ocurrir solo con niveles muy altos de ingesta de yodo, como los suplementos de algas marinas.

Además, las reacciones similares al acné en la piel después de ingerir altos niveles de yodo no son de hecho lo que la gente conoce como acné, sino una reacción cutánea que parece acné y desaparece tan pronto como la persona reduce su consumo excesivo de yodo.

La línea de fondo: No necesita preocuparse por obtener demasiado yodo a menos que consuma cantidades muy altas de algas marinas u otras algas marinas, que generalmente se toman en suplementos de algas marinas, o a menos que tome medicamentos que contengan altos niveles de yodo.

La ciencia

La cuestión de si la ingesta de yodo está relacionada con el acné ha sido objeto de debate científico durante décadas porque algunos estudios muestran una relación entre las altas dosis de yodo y las erupciones similares al acné llamadas acneiforme erupciones Las erupciones acneiformes parecen acné, pero no son las típicas lesiones de acné vulgar que muchas personas experimentan durante la adolescencia y más allá.

A medida que ha pasado el tiempo, ahora tenemos pruebas convincentes de que no existe una relación entre los niveles típicos de consumo de yodo y el acné. Antes de analizar la investigación sobre la relación entre el yodo y el acné, veamos qué es el yodo, por qué lo necesitamos y cómo lo obtenemos.

¿Qué es el yodo y por qué lo necesitamos?

Efecto del yodo en el cuerpo

El yodo es un mineral. También es un nutriente necesario para que la glándula tiroides produzca hormonas llamadas T.3 y T4, que ayudan a que el organismo funcione correctamente. Se necesitan cantidades adecuadas de yodo, pero los niveles excesivamente altos de yodo pueden provocar hipotiroidismo (la tiroides produce muy pocas hormonas) o hipertiroidismo (la tiroides produce demasiadas hormonas).1

¿Cómo obtenemos el yodo?

Sal yodada

El cuerpo humano no puede producir yodo por sí mismo: la única forma de obtenerlo es a través de la dieta. La principal fuente de yodo en la dieta moderna es la sal yodada, que es sal con yodo añadido. Dado que es importante lograr cantidades adecuadas de yodo en el cuerpo, algunos países exigen que se agregue yodo a la sal. Los Estados Unidos no requieren esto, pero la sal yodada es muy común en los hogares de las personas en los Estados Unidos, y aproximadamente el 90 % de los hogares estadounidenses poseen sal yodada.

Aparte de la sal yodada, los alimentos que contienen yodo más comunes son:

  • Algas y mariscos: El yodo se encuentra naturalmente en las algas marinas (piense en una ensalada de algas marinas en un restaurante de sushi). También ocurre naturalmente en niveles más bajos en la carne de los peces que comen algas marinas u otras algas.
  • Lácteos: En los productos lácteos, el yodo proviene de los limpiadores que contienen yodo que los granjeros usan para limpiar las tetillas de las vacas y las latas en las que se ordeñan las vacas.
  • Pan de molde: En el pan, el yodo proviene de ingredientes que se agregan al pan para mejorar su textura.

Es poco probable que comer estos alimentos provoque una erupción acneiforme.

No obstante, si comes muchas algas y te preocupa el contenido de yodo, puedes hervir las algas durante 5 minutos para eliminar el 70% del yodo.2

Aparte de los alimentos, el yodo también está presente en algunos medicamentos, suplementos dietéticos y líquidos de contraste utilizados en estudios de radiología, a veces en cantidades mucho más altas de lo recomendado. En las personas que son susceptibles a altos niveles de yodo, estas fuentes de yodo pueden causar problemas con la glándula tiroides y, en casos extremos, hipotéticamente pueden causar una erupción acneiforme, que se llama yododerma.1,3

Fuentes de yodo

Los estudios: ¿Qué dice la investigación sobre la relación entre el yodo y el acné?

Durante los últimos 60 años aproximadamente desde que comenzó la investigación sobre el yodo y el acné, los estudios tienden a producir los mismos resultados. nos muestran que solo dosis muy altas de yodo causan una reacción parecida al acné en la piel.

Investigaciones anteriores

Antes de 1977, los científicos habían realizado cuatro investigaciones sobre el yodo y el acné. Si bien cada grupo de investigadores usó métodos ligeramente diferentes, todos coincidieron en general en que las cantidades típicas de yodo ingerido no empeoran el acné.4-6 Sin embargo, en dos de las investigaciones, las personas que ingirieron grandes cantidades de yodo experimentaron un empeoramiento del acné.5,6

Ampliar para leer detalles de la investigación
Archivos de Investigación Dermatológica

Un estudio de 1961 en Archivos de Dermatología analizó si la ingesta dietética de yodo está relacionada con el acné. Los autores distribuyeron cuestionarios a adolescentes en tres regiones diferentes de Carolina del Norte y compararon sus hábitos dietéticos con la prevalencia del acné. Los autores concluyeron: «Los resultados de este estudio en general indican que las cantidades ‘razonables’ de yodo ingerido no son significativas en cuanto a la prevalencia o la gravedad del acné adolescente».4

Archivos de Investigación Dermatológica

Un artículo de 1976 en Archivos de Dermatología descrito dos casos de mujeres jóvenes que desarrollaron lesiones parecidas al acné después de tomar grandes cantidades de suplementos que contenían algas marinas. En ambos casos, las lesiones similares al acné desaparecieron cuando las mujeres los discontinuaron.5

Revista Internacional de Dermatología

Una revisión de 1977 de todos los estudios hasta ese momento, publicada en el Revista Internacional de Dermatologíaseñaló otros dos estudios contradictorios.

1. En un estudio, los investigadores comenzaron con dos grupos de personas. Uno tenía acné y el otro no. Dieron a ambos grupos una dosis muy alta de yodo (varios miles de veces la ingesta normal) y compararon los dos grupos. Los pacientes con acné experimentaron un empeoramiento de su acné, y los pacientes sin acné desarrollaron lesiones similares al acné.

2. En un segundo estudio, los investigadores les dieron a los pacientes con acné una cantidad moderada de yodo. Este estudio encontró que el yodo no empeoró el acné y, de hecho, algunos pacientes experimentaron una mejoría en su acné.

Los autores de la revisión concluyeron que las cantidades normales de yodo probablemente no causen acné, pero que es aconsejable disuadir a los pacientes de una sobredosis.6

Relación entre el yodo y el acné: estudios de investigación anteriores

Investigaciones más recientes

La investigación realizada desde 2005 no ha logrado producir evidencia convincente de que el yodo en la dieta provoque acné. Sin embargo, los científicos continúan reconociendo que el consumo de niveles muy altos de yodo, como consumir una dieta rica en algas marinas o tomar medicamentos que contengan mucho yodo, puede causar lesiones similares al acné.7-10

Ampliar para leer detalles de la investigación
Revista de la Academia Americana de Dermatología

Un artículo de 2005 en el Revista de la Academia Americana de Dermatologíaintentó explicar una relación hipotética entre los productos lácteos y el acné: “Otra hipótesis para ayudar a explicar [a possible dairy and acne connection] es que el contenido de yodo de la leche también puede estar jugando un papel en el desarrollo del acné”.7

Revista de la Academia Americana de Dermatología

Sin embargo, un artículo de 2007 en el Revista de la Academia Americana de Dermatología cuestionó esta hipótesis. El autor señaló que la leche contiene solo una pequeña cantidad de yodo y que para exceder la cantidad diaria recomendada, una persona tendría que beber al menos 19 tazas de leche por día. Este autor concluyó: “Para resumir, no hay evidencia para apoyar [iodine] como causa del acné comedonal”.8

Revista Europea de Dermatología

Un estudio de 2010 en el Revista Europea de Dermatología examinó el efecto de la ingesta de yodo en la dieta sobre el acné en pacientes coreanos mediante la entrega de un cuestionario y evaluó clínicamente la gravedad del acné. Este estudio encontró que los pacientes con acné consumían significativamente más algas que los pacientes sin acné. Los autores concluyeron tentativamente que era posible que los niveles más altos de yodo en las algas pudieran agravar el acné. Sin embargo, los autores fueron deliberadamente tentativos en su conclusión, porque no hay evidencia bien documentada de que este sea el caso.9

Revista de la Academia Americana de Dermatología

Además, una revisión de la literatura de 2010 publicada en el Revista de la Academia Americana de Dermatología revisó 19 estudios que investigaron el papel de la dieta en el acné. Después de revisar la literatura, los autores concluyeron que, si bien el yodo ha estado implicado durante muchos años en el desarrollo de acné, no hay estudios que respalden definitivamente esta afirmación. Los autores declararon: “El yodo ha sido implicado durante mucho tiempo como una causa del acné vulgar.[;] sin embargo, ninguna literatura hasta la fecha apoya al yodo como culpable del acné comedonal. Acné reEl resultado del consumo de yodo generalmente se presenta como una erupción abrupta predominantemente de pústulas. El quelpo, una forma de alga marina rica en yodo, y otros medicamentos sistémicos que contienen yodo pueden causar esta característica. [acne-like] erupción.»10

Relación entre el yodo y el acné: estudios de investigación más recientes

En conjunto, podemos concluir que no existe evidencia científica directa de que el yodo provoque o agrave el acné. Sin embargo, algunos informes sugieren que las altas dosis de yodo, en algunas circunstancias, causan lesiones que se asemejan al acné. En estos casos, las lesiones tipo acné desaparecen tan pronto como el paciente deja de ingerir el yodo.

Los científicos aún no saben por qué el yodo a veces causa estas reacciones similares al acné, pero se han propuesto varias hipótesis, incluida una reacción inmunitaria de las células de la piel al exceso de yodo y la inflamación de la piel.11

La línea de fondo

Yodo en la tabla periódica de elementos

Hay suficientes cosas de las que preocuparse cuando se trata de acné, pero el yodo no es una de ellas. No se preocupe por la cantidad de yodo que pueda contener un determinado alimento. En su lugar, simplemente evite tomar grandes cantidades de suplementos de algas marinas y debería estar bien.

Referencias
  1. Leung, AM & Braverman, LE Consecuencias del exceso de yodo. Nat. Rev. Endocrinol. 10136 – 142 (2014). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24342882
  2. Salehi, B, Sharifi-Rad, J., Seca, AML et al. Tendencias actuales de las algas marinas: análisis de la composición química, la fitofarmacología y las aplicaciones cosméticas. Moléculas. 244182 (2019). https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/31752200/
  3. Hesseler, MJ, Clark, MR, Zacur, JL, Rizzo, JM & Hristov, AC Una erupción acneiforme secundaria a yododermia. Representante de caso JAAD 4468-470 (2018). https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/29984285/
  4. Hitch, JM & Greenburg, BG Acné adolescente y yodo dietético. Arco. Dermatol. 84898 – 911 (1961). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/13907780
  5. Harrell, BL & Rudolph, AH Dieta de algas marinas: una causa de erupción acneiforme. Arco. Dermatol. 112560 (1976). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/131519
  6. Rasmussen, JE Dieta y acné. En t. J. Dermatol. dieciséis488 – 492 (1977). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/142748
  7. Arbesman, H. Lácteos y acné: la conexión del yodo. Mermelada. Academia Dermatol. 531102 (2005). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16310091
  8. Danby, FW Acné y yodo: respuesta. Mermelada. Academia Dermatol. 56164 – 165 (2007). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17190637
  9. Jung, JY et al. La influencia de los patrones dietéticos en el acné vulgar en los coreanos. EUR. J. Dermatol. 20768 – 772 (2010). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20822969
  10. Bowe, WP, Joshi, SS & Shalita, AR Dieta y acné. Mermelada. Academia Dermatol. 63124 – 141 (2010). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20338665
  11. Du-Thanh, A., Bensalleh, H. & Guillot, B. Erupción acneiforme inducida por fármacos. Soy. J. Clin. Dermatol. 12233 – 245 (2011). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21668032

Source by [author_name]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *