¿Irritar físicamente la piel causa acné?

¿Irritar físicamente la piel causa acné?

Sí, y es un problema tan conocido que tiene su propio término médico: acné mecánico

La información esencial

La irritación física de la piel se refiere a cualquier cosa que toque o frote repetidamente contra la piel. Esta irritación física puede provocar acné. De hecho, es un fenómeno tan común que los dermatólogos se refieren a él con el término mecánica del acné.

Si la irritación continúa por más tiempo o si la irritación es más intensa, puede resultar en un acné más severo.

La irritación física mezclada con el sudor puede empeorar aún más las cosas.

Algunos ejemplos comunes de irritación física:

  • Máscaras faciales
  • Sombreros ajustados
  • Tocarse o rascarse constantemente la piel
  • Paños
  • Limpiadores exfoliantes
  • Correas de mochila/bolso

Qué se puede hacer al respecto:

  • No te estreses demasiado por eso, pero trata de dejar la piel propensa al acné relativamente intacta cuando puedas.
  • Lávese la cara suavemente. Eso significa usar solo las manos desnudas y lavarlas durante 10 segundos o menos con un toque ligero como una pluma.
  • Trate las áreas propensas al acné con un régimen diario adecuado para mantener el acné a raya, y si irrita demasiado alguna área, asegúrese de aplicar 10% de ácido glicólico a esa zona como seguro contra una fuga.

La ciencia

Desde la década de 1970, los investigadores han publicado estudios que muestran que el acné puede verse agravado por la irritación física. Estos investigadores introdujeron el concepto de mecánica del acné para describir este fenómeno.

Hoy en día, los dermatólogos aceptan la realidad del acné mecánico y reconocen que la fricción, la tensión, el roce y la presión persistente pueden agravar el acné existente y también pueden inducirlo en una piel sana.

Algunas cosas comunes que pueden causar acné mecánico incluyen:

  • Usar una mascarilla para un deporte
  • Usar sombreros ajustados que rozan la frente
  • Tocarse constantemente la cara o apoyar la barbilla en las manos
  • Recogiendo las lesiones de acné
  • Frotar con una toallita o un cepillo de limpieza en lugar de lavar suavemente con las manos desnudas
  • Obtener un corte de pelo apurado con maquinilla cuando el peluquero no es amable
  • Usar productos para el cuidado de la piel «exfoliantes» que contienen perlas o semillas irritantes
  • Correas de mochila / correas de bolso

Entonces, como puede ver, cualquier irritación física repetitiva de la piel puede empeorar el acné. Esto es cierto en la piel de la cara y el cuerpo.

Dado que es imposible evitar por completo cualquier irritación, no se estrese demasiado por esto. En lugar de eso, tome conciencia de las fuentes obvias y evitables de irritación y elimínelas cuando pueda.

Perlas Exfoliantes

Cómo se descubrió el acné mecánico

Archivos de Dermatología

Los investigadores, Mills y Klingman, introdujeron el acné mecánico en un estudio que publicaron en la revista, Archivos de Dermatología, en 1975. Querían destacar que cualquier tipo de estrés mecánico de la piel puede intensificar los síntomas del acné, por lo que idearon un método para demostrar que la presión física puede agravar el acné. Estos investigadores simularon el efecto de la presión física colocando cinta adhesiva con reverso de tela en la piel de diez voluntarios adolescentes con acné facial y de espalda moderadamente severo. Colocaron la cinta sobre la piel sobre el omóplato en áreas donde el acné era menos severo para que pudieran ver cómo los síntomas leves del acné se veían afectados por la irritación física de la cinta. Quitaron la cinta después de una semana para evaluar los cambios en la piel y luego aplicaron una cinta idéntica durante otra semana. Después de una semana, el número de lesiones inflamadas aumentó en cinco de los sujetos. Después de dos semanas, el número de lesiones inflamadas aumentó en siete de los sujetos, apareciendo nuevos granos en la piel donde se había colocado la cinta irritante. Los investigadores también tomaron muestras de biopsia que mostraban características típicas del acné, como la inflamación de los poros y la piel circundante, después de dos semanas. Esto demostró su punto de que el acné puede verse agravado por la irritación física. Los poros obstruidos que no se habían inflamado se inflamaron después de vendar, lo que indica que la acción mecánica de la venda sobre la piel empeoró el acné.1

Dado que el acné mecánico se introdujo por primera vez en 1975, otros investigadores informaron sobre más ejemplos de acné mecánico en estudios de casos. Un estudio de caso se publica cuando los médicos notan algo en solo una o algunas personas y lo informan. Es interesante ver cómo las personas reales experimentan el acné mecánico como resultado de irritantes físicos tan variados.

Un estudio de caso informó sobre tres mujeres que desarrollaron acné mecánico después de frotarse la piel con agentes cosméticos.2 Ampliar para leer los detalles del estudio de caso

Revista Dermatología

Un estudio de caso de 2012 publicado en la revista Dermatología describieron tres casos de acné inducido por fricción cuando los pacientes se frotaban la piel con agentes cosméticos. En uno de estos casos, una niña (19 años) tenía numerosas pústulas en la mejilla izquierda que se fusionaron en placas grandes (áreas escamosas, rojas y llenas de bultos). La enfermedad se desarrolló después de que se frotó una crema reparadora de la piel recetada en la mejilla dos veces al día para tratar el daño causado por la cirugía. Los síntomas en los otros dos casos de estudio fueron similares a los del primero. Una niña (17 años) se frotaba la piel una vez al día con una crema exfoliante que contenía semillas de cáscara de nuez, y la otra niña (15 años) se “frotaba vigorosamente” una vez al día con un producto para reducir el dolor en la mandíbula. Ninguna de las tres niñas tenía antecedentes de acné severo y las sustancias que usaban no tenían antecedentes de inducir el acné. Estos factores llevaron a los investigadores a clasificar estos casos como acné mecánico ya que no parecía haber otra causa.2

Otro estudio de caso describió tres pacientes dentales femeninos y nueve pacientes ortopédicos masculinos. Estos pacientes desarrollaron acné mecánico en lugares donde su piel estuvo en contacto constante con una férula o cama dental durante su tratamiento.3 Ampliar para leer los detalles del estudio de caso

Revista médica británica

Otro estudio de caso, publicado en 1976 en el Revista médica británicadescribió tres pacientes dentales (todas mujeres, de 17, 19 y 24 años) y nueve pacientes ortopédicos (todos hombres, de 18 a 39 años) que desarrollaron acné como efecto secundario de sus tratamientos. Los pacientes dentales desarrollaron acné alrededor de la boca de tres a seis semanas después de que los cirujanos colocaran férulas correctivas en sus mandíbulas. Los pacientes ortopédicos estuvieron confinados a reposo en cama, boca arriba la mayor parte del tiempo, durante tres a seis meses mientras esperaban la cirugía y desarrollaron acné en la espalda. Los 12 pacientes tenían acné mínimo o nulo en cualquier otra parte del cuerpo. Uno de los factores de esto es que el sebo (aceite de la piel) quedó atrapado en los poros de la piel debido al contacto con la férula o el lecho dental. El sebo adicional podría haber aumentado la aparición de poros obstruidos y acné. El otro factor es el aumento de la sudoración en la espalda. Si bien el sudor normalmente no es un factor en el desarrollo del acné, puede agregar agua a la queratina (una proteína) en la piel cuando queda atrapada dentro de la ropa durante períodos prolongados, lo que hace que sea más probable que bloquee los poros de la piel. Una vez que el poro está obstruido con queratina, el sebo no puede escapar a la superficie de la piel; el poro se agranda y el nivel de oxígeno dentro del poro disminuye. Esto crea las condiciones ideales para que proliferen las bacterias dentro del poro, causando irritación, inflamación y, en última instancia, acné.3

Afeitado de la nuca

Un tercer estudio de caso describió a 27 pacientes que creían que su acné severo comenzó debido a un traumatismo en la piel causado por una navaja durante un corte de cabello.4 Ampliar para leer los detalles del estudio de caso

Revista Internacional de Dermatología

Otro estudio de caso de 2007 publicado en el Revista Internacional de Dermatología reportado en 27 pacientes que habían creído que su acné comenzaba con un corte de pelo. Estos pacientes tenían una forma severa de acné llamada acné keloidalis nuchae (AKN), que es una inflamación crónica de los folículos pilosos en la parte posterior del cuello con placas fibrosas y pápulas (pequeños granos sólidos elevados). AKN ocurre principalmente en hombres afroamericanos jóvenes. El trauma de la piel por una navaja parece ser un factor común en AKN. A medida que se usa la navaja, el filo se vuelve desafilado y se debe usar más fuerza para dar un afeitado al ras, dañando la piel. La irritación física resultante parece causar que se desarrolle esta forma particular de acné.4

Acné ocupacional: otro término para el acné mecánico

Acné ocupacional: una forma de acné mecánico

El acné ocupacional es el acné mecánico que es causado por el trabajo de una persona o alguna otra actividad en la que participa regularmente. Dado que el acné mecánico está asociado con contacto físico repetitivo, es frecuente en deportistas, especialmente en futbolistas. Además del calor y la fricción causados ​​por los deportes de contacto, el equipo de protección pesado, como el que usan los jugadores de fútbol, ​​puede causar erupciones de acné en los hombros, la parte superior de la espalda, la parte posterior de la cabeza y la barbilla. Todas estas áreas reciben altos niveles de presión de las almohadillas protectoras, los cascos y las mascarillas.5

Los investigadores establecieron la conexión entre el equipo de fútbol y el acné mecánico en un estudio de 1997 publicado en el Revista de la Academia Americana de Dermatologíaen el que examinaron a 453 futbolistas en busca de acné.6 Ampliar para leer detalles del estudio

Revista de la Academia Americana de Dermatología

Los investigadores examinaron a jugadores de fútbol americano con un tipo de acné llamado acné nucal, que es el acné que ocurre en la nuca (parte posterior) del cuello y AKN. Examinaron a 453 jugadores de fútbol que iban desde la edad de la escuela secundaria hasta la edad adulta profesional y encontraron que 64 de ellos (14,1 %) tenían una u otra de estas formas de acné. El acné nucal sin AKN fue considerablemente mayor en los jugadores de secundaria: 15,5 % en comparación con 1,2 %. Esto se atribuyó a la menor edad de los jugadores de secundaria, su peor higiene personal y una mayor tendencia a compartir equipos entre los jugadores. Por otro lado, AKN fue notablemente más alto entre los jugadores universitarios y de nivel profesional en comparación con los jugadores de secundaria: el 9,4 % de los jugadores universitarios y de nivel profesional tenían AKN, mientras que solo el 5,2 % de los jugadores más jóvenes tenían AKN. Los investigadores plantearon la hipótesis de que los jugadores mayores tenían una exposición de por vida más prolongada a los efectos irritantes de los cascos protectores. Hubo otra evidencia para respaldar esta idea de que el equipo de fútbol causa acné. El acné en la nuca no se vio en la práctica de pretemporada, cuando aún no se usaba el equipo de protección, pero se vio poco después de que comenzaron a usar el equipo. El acné mejoró una vez finalizada la temporada, cuando los jugadores dejaron de llevar la equipación.6

Acné ocupacional: cuello de violinista

Otro ejemplo de acné ocupacional es cuello de violinista, que se ve en un grupo de personas bastante diferente: violinistas y violas. Estos músicos tocan su instrumento mientras lo sostienen debajo del lado izquierdo de la barbilla. Un estudio publicado en 1978 describió el cuello de violinista en 23 violinistas y violas y concluyó que esta condición era un ejemplo de acné mecánico.7 Ampliar para leer detalles del estudio

Revista británica de dermatología

Los investigadores publicaron un estudio en 1978 en el Revista británica de dermatología, describiendo sus hallazgos en 23 sujetos (14 hombres, 9 mujeres) con cuello de violinista. Los síntomas más comunes fueron piel engrosada con marcas cutáneas exageradas (en el 82 % de los sujetos) y granitos inflamatorios (en el 91 %) en el lado izquierdo del cuello. Otros síntomas incluyeron enrojecimiento, pústulas y endurecimiento de la piel. Los investigadores destacaron varios factores que contribuyen a la afección:

  • Larga duración de juego con muchas horas de práctica diaria.
  • Aumento de la presión del instrumento en el cuello por cansancio o mala sujeción
  • Mayor fricción entre el instrumento y la piel por mala técnica
  • Mala higiene

Los investigadores decidieron que el cuello del violinista es un ejemplo de acné mecánico porque fue causado por la irritación física del violín o la viola en la piel.7 Es un ejemplo de acné ocupacional, en concreto, porque algunos de los músicos eran profesionales y tocaban sus instrumentos con frecuencia.

Acné mecánico debido a la fricción entre las superficies de la piel

Resulta que el acné mecánico incluso puede ser el resultado de dos superficies diferentes de la piel que se frotan entre sí. Por ejemplo, un informe de caso describió a una adolescente que desarrolló acné en la parte interna de los muslos en el verano cuando la piel de los muslos se rozaba. Ampliar para leer los detalles del caso clínico

Dermatología Pediátrica

Este estudio de caso fue publicado en la revista Dermatología Pediátrica en 2019. Una mujer afroamericana de 17 años que era obesa visitó a un dermatólogo por su acné facial. Durante la visita, también se quejó de puntos negros en la parte interna de los muslos. Explicó que estas lesiones de acné aparecían durante el verano cuando usaba pantalones cortos o vestidos que permitían que sus piernas se rozaran entre sí. Los investigadores escribieron: “Las causas anteriores del acné mecánico han sido factores externos, como la ropa. La presentación de este paciente es única porque las lesiones son causadas por la fricción entre [skin] superficies.”8

¿Qué se puede hacer al respecto?

Como podemos ver, la vida nos puede presentar irritaciones físicas de la piel de muchas maneras. Si bien es imposible evitar por completo la irritación física, es una buena idea prestar atención a cualquier cosa que pueda estar irritando tu piel repetidamente. Si puede reducir la irritación, hágalo. Por ejemplo, deja de usar exfoliantes, lávate la cara solo con las manos y no con una toallita o un cepillo de limpieza, y hagas lo que hagas, NO TE PIQUES la piel. Si no puedes reducir la irritación, por ejemplo, si tienes que seguir usando una mascarilla para hacer deporte, asegúrate de realizar tu régimen antiacné diario con cuidado en esa zona para combatir la irritación.

Consejo: Si bien la mejor defensa contra la irritación física es un régimen diario eficaz contra el acné, la aplicación adicional de ácido glicólico en las áreas de la piel irritadas físicamente puede proporcionar una protección aún mayor contra los brotes cuando esa área se ha irritado. Referencias

  1. Mills, O. & Kligman, A. Acné mecánico. Arco. Dermatol. 111481 – 483 (1975). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/123732
  2. Senescal, E. et al. Acné inflamatorio exógeno por aplicación combinada de cosmética y frotamiento facial. Dermatología 224221 – 223 (2012). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22653048
  3. bronceado, s. et al. Acné mecánico. británico Medicina. j 1130 (1976). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5986265/
  4. Salami, T., Omeife, H. y Samuel, S. Prevalencia del acné keloidalis nuchae en nigerianos. En t. J. Dermatol. 46482 – 484 (2007). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17472675
  5. Basler, RS, Hunzeker, CM & Garcia, MA Lesiones atléticas de la piel: cómo combatir la presión y la fricción. física Sportsmed. 3233 – 40 (2004). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20086411
  6. Knable, AL Jr., Hanke, CW & Gonin, R. Prevalencia de acné keloidalis nuchae en jugadores de fútbol. Mermelada. Academia Dermatol. 37570 – 574 (1997). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/9344195
  7. Peachey, RD & Matthews, CN Cuello de violinista. británico J. Dermatol. 98669-674 (1978). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/150281
  8. Mazhar, M., Simpson, M. & Marathe, K. La fricción interna del muslo como causa del acné mecánico. pediatra Dermatol. 36546-547 (2019).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *