¿Qué es una pápula de acné?

¿Qué es una pápula de acné?

Las pápulas son lesiones de acné rojas, ligeramente elevadas, de menos de 5 mm de tamaño y no contienen pus

La información esencial

Las pápulas son lesiones de acné relativamente pequeñas (menos de 5 mm de ancho), rojas y ligeramente elevadas que normalmente se desarrollan en la cara, el cuello, el pecho, la espalda, los hombros y la parte superior de los brazos. Después de unos días, las pápulas normalmente se llenan de pus y desarrollan un centro blanco o amarillo, momento en el que se denominan pústulas, que se pueden reventar.

Las pápulas se producen cuando un poro se obstruye y la grasa de la piel que normalmente drena a la superficie queda atrapada en el interior. Las bacterias del acné luego crecen dentro del aceite de la piel atrapado, y la lesión se convierte en una lesión roja, dolorosa y elevada llamada pápula.

Nunca intente reventar una pápula: Espere hasta que se haya llenado de pus y tenga un centro blanco o amarillo evidente antes de intentar reventarlo.

La ciencia

Casi todo el mundo ha tenido una pápula. Las pápulas son bultos relativamente pequeños, ligeramente elevados, rojos y dolorosos de menos de 5 mm de diámetro que se encuentran comúnmente en la cara, el cuello, la espalda, el pecho, los hombros y la parte superior de los brazos. Son las protuberancias rojas que ves en tu piel antes de que se llenen de pus y se conviertan en “espinillas” que tienen un centro blanco o amarillo.

Cómo se desarrollan las pápulas

Cómo se desarrollan las pápulas

La mayoría de las pápulas se forman en tres pasos:

Paso 1 – Bloqueo de poros: El desarrollo del acné comienza con folículos pilosos microscópicos (poros) en la piel. Adjuntas a estos poros hay glándulas llamadas glándulas sebáceas, que producen aceite para la piel, llamado sebo. Normalmente, el sebo sale libremente del poro hacia la superficie de la piel. El acné se desarrolla cuando un poro se bloquea y el sebo se acumula dentro del poro.

Paso 2 – Formación de un comedón: Una vez que el poro está bloqueado y el sebo comienza a acumularse dentro del poro, se agranda y se vuelve visible. Esta lesión de acné visible se llama comedón, que se conoce más comúnmente como punto blanco o punto negro.

Paso 3 – Crecimiento de bacterias del acné: Dentro de un comedón hay una gran acumulación de sebo. Este es un entorno adecuado para las bacterias del acné. (C. acnes). Dentro del comedón, C. acnes se alimenta del sebo y comienza a reproducirse rápidamente. como la cantidad de C. acnes presente dentro del poro aumenta, el cuerpo lo ve como una infección y responde enviando células inflamatorias llamadas neutrófilos. Los neutrófilos liberan enzimas para atacar el C. acnes para matarlo. Sin embargo, esto debilita la pared del poro y puede causar que el poro se rompa. Esta ruptura acaba liberando el contenido del poro (sebo, C. acnes, neutrófilos y células muertas de la piel) en la piel circundante. El cuerpo ve estos contenidos como «invasores» y responde con una respuesta inflamatoria, lo que resulta en una lesión de acné inflamada, roja, firme, ligeramente elevada y dolorida llamada pápula.1-4 Aunque las pápulas comienzan a aparecer rojas en esta etapa, los científicos ahora creen que la inflamación puede comenzar a gestarse dentro de estas lesiones desde las etapas más tempranas de su formación.5

Otra forma en que se desarrollan las pápulas: Un estudio de 2008 publicado en el Revista de la Academia Americana de Dermatología encontró que el paso dos del desarrollo de pápulas se omitió en el 28% de los pacientes con acné. Es decir, tenían pápulas que no se desarrollaron a partir de un comedón (punto blanco o punto negro). En cambio, las pápulas se desarrollaron directamente a partir de un poro obstruido inicial.6 Los investigadores aún no entienden completamente cómo sucede esto.

Pápula vs pústula

En unos pocos días, la mayoría de las pápulas se llenan de pus y se convierten en pústulas, que son las lesiones de acné a las que las personas normalmente se refieren como «espinillas» que tienen un centro blanco/amarillo y se pueden reventar. Ocasionalmente, las pápulas permanecen en la piel durante varios días o incluso semanas sin convertirse en pústulas, pero esto es raro.6

Dependiendo de la propensión genética de una persona a cicatrizar, las pápulas y las pústulas pueden desaparecer sin dejar cicatriz o pueden dejar cicatrices.7,8

¡Nunca reviente una pápula!

Debido a que las pápulas no están llenas de pus, no se pueden reventar. Si intenta reventar una pápula, es probable que empeore la lesión, que permanezca por más tiempo y aumente la probabilidad de que quede cicatriz. Siempre espere hasta que una pápula se haya llenado de pus y tenga un centro blanco o amarillo evidente antes de intentar reventarla..

Tratamiento de pápulas

Tipos de lesiones de acné

Dado que no puede reventar las pápulas, atáquelas con tratamientos comprobados contra el acné, que incluyen opciones tanto de venta libre como recetadas.9,10 Un tratamiento de venta libre destacado es el peróxido de benzoilo. Puede encontrar una lista completa de tratamientos para el acné y sus calificaciones aquí.

Referencias
  1. Bhate, K. & Williams, C. Epidemiología del acné vulgar. Hermano J. Dermatol. 168474 – 485 (2013). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23210645
  2. Degitz, K., Placzek, M., Borelli, C. y Plewig, G. Fisiopatología del acné. JDDG 5316 – 323 (2007). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17376098
  3. Toyoda, M. & Morohashi, M. Patogénesis del acné. Medicina. Electrón. microsc. 3429-40 (2001). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/11479771
  4. Brogden, R. y Goa, K. Adapalene. drogas 53511 – 519 (1997). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/9074847
  5. Tanghetti, EA El papel de la inflamación en la patología del acné. J. Clin. esteta Dermatol. 627-35 (2013). https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/24062871/
  6. Punto. et al. La alineación asistida por computadora y el seguimiento de las lesiones de acné indican que la mayoría de las lesiones inflamatorias. surgen de comedones y de novo. Mermelada. Academia Dermatol. 58603 – 608 (2008). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18249468
  7. Orentreich, N. & Durr, N. La evolución natural de los comedones en pápulas y pústulas inflamatorias. J. Investig. Dermatol. 62316 – 320 (1974). https://core.ac.uk/download/pdf/82174419.pdf
  8. Buxton, p. ABC de Dermatología (4ª ed). 49 (Editorial Blackwell, 2003). http://famona.sezampro.rs/medifiles/abc/abc%20of%20dermatology.pdf
  9. Oon, HH, Wong, SN, Aw, DCW, Cheong, WK, Goh, CL & Tan, HH Pautas para el manejo del acné de la Sociedad Dermatológica de Singapur. J. Clin. esteta Dermatol. 1234‐50 (2019). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/31531161
  10. Seok, J., Kim, JH, Kim, JM et al. Efectos del tratamiento de radiofrecuencia intradérmica y terapia de luz pulsada intensa en un modelo de oreja de conejo inducido por acné. ciencia Reps. 95056 (2019).

Source by [author_name]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *