¿Qué tipo de piel envejece más rápido?

La piel seca podría envejecer más rápido que la piel grasa propensa al acné, pero la investigación aún está en las primeras etapas

La información esencial

Las personas con acné tienden a tener una piel naturalmente grasa. Sin embargo, puede haber un lado positivo en esto. Investigaciones recientes sugieren que la piel seca y sin acné puede envejecer más rápidamente que la piel grasa propensa al acné. Esto puede deberse a que la piel seca se adelgaza más rápidamente y tiende a formar arrugas más profundas a un ritmo más rápido.

Sin embargo, esta es una nueva área de investigación y es demasiado pronto para sacar conclusiones firmes de los tres estudios que tenemos hasta ahora. Pero es emocionante, no obstante. Tal vez tener acné cuando eres más joven significa que conservarás una piel más gruesa con menos arrugas y menos signos de envejecimiento a largo plazo. ¡Justicia al fin!

La ciencia

Aunque la investigación sobre esto es preliminar, algunos hallazgos sugieren que la piel seca podría envejecer más rápido que la piel grasa propensa al acné. En otras palabras, ¡puede haber un lado positivo en tener una piel propensa al acné!

Echemos un vistazo rápido a los signos del envejecimiento de la piel. Luego, podemos sumergirnos en la evidencia que muestra que la piel seca y sin acné podría desarrollar más rápidamente estos signos de envejecimiento.

Signos de envejecimiento de la piel

La piel envejecida desarrolla algunos signos reveladores:

  • Adelgazamiento de la piel
  • Arrugas
  • Manchas solares (manchas marrones después de la exposición al sol)
  • color de piel desigual
  • Flacidez de la piel1,2

Muy pocos estudios han analizado la rapidez con la que aparecen estos signos de envejecimiento en diferentes tipos de piel. Solo tres estudios se han acercado a abordar esta cuestión, y todos parecen apuntar a que la piel seca envejece más rápido que la piel grasa propensa al acné.

Estudios que muestran que la piel seca podría envejecer más rápido que la piel grasa

Estudio #1: La piel seca podría adelgazarse más rápido que la piel grasa

Grosor de la piel alrededor de los ojos

En este estudio, los investigadores observaron el envejecimiento de la piel en 60 mujeres de entre 39 y 55 años. Dividieron a las mujeres en dos grupos según su tipo de piel: Grupo 1 para piel seca o normal y Grupo 2 para piel grasa. Luego, los científicos tomaron varias medidas de la piel de las mujeres y las compararon entre los dos grupos.3

Los investigadores encontraron varias diferencias, pero cuando se trata del envejecimiento, la diferencia más importante fue que las mujeres del Grupo 1 tenían una piel más delgada en comparación con las mujeres del Grupo 2. Como comentamos, el adelgazamiento de la piel es uno de los signos del envejecimiento de la piel. En otras palabras, las mujeres con piel seca o normal tenían una piel más delgada y, por lo tanto, probablemente una piel de aspecto más envejecido que las mujeres con piel grasa.

Esta es una buena noticia para las personas propensas al acné, cuya piel tiende a ser grasa. Estos resultados sugieren que la piel propensa al acné podría adelgazarse más lentamente y, por lo tanto, lucir joven por más tiempo que la piel seca.

Por otro lado, los investigadores no encontraron diferencias en las arrugas entre los dos grupos. En otras palabras, en lo que respecta a las arrugas, las personas con piel seca/normal y las personas con piel grasa desarrollaron estos signos de envejecimiento aproximadamente al mismo ritmo.

Resultados del estudio #1

Expandir para revelar detalles del estudio

Tecnología de investigación de la piel

Este estudio fue publicado en 2018 en la revista Tecnología de investigación de la piel. Además del grosor de la piel, los investigadores observaron muchos parámetros que no se relacionaban directamente con el envejecimiento. A continuación se muestra un resumen de sus hallazgos:3

Resultados adicionales del estudio n.º 1

Estudio #2: La piel seca puede desarrollar arrugas más profundas que la piel grasa

La piel seca podría tender a desarrollar arrugas más profundas que la piel grasa

En este estudio, los investigadores querían ver si tener más glándulas sebáceas en la piel (las glándulas que producen grasa en la piel) ralentiza el desarrollo de las arrugas. Si es así, esto sugeriría que la piel seca debería desarrollar arrugas más rápido que la piel grasa.

Para responder a esta pregunta, los científicos observaron muestras de piel de hombres y mujeres que habían muerto a distintas edades, desde los veinte hasta los noventa años. Tomaron estas muestras de piel de dos áreas de la cara: la frente y cerca del costado del ojo, donde se desarrollan las llamadas «patas de gallo».4

Los investigadores midieron la cantidad de glándulas sebáceas de la piel en las muestras y también observaron la profundidad de las arrugas en la piel. Descubrieron que las personas que tenían más glándulas sebáceas en la piel de la frente también tenían arrugas menos profundas. En otras palabras, el aceite de la piel parecía proteger la piel de la frente de las arrugas.

Por otro lado, en la región de las “patas de gallo” de la cara, que contiene pocas glándulas sebáceas en la piel, las arrugas tendían a ser más profundas.

Juntos, estos hallazgos sugieren que la piel seca, que produce menos grasa en la piel, podría desarrollar arrugas más profundas más rápidamente y, por lo tanto, envejecer más rápido que la piel grasa.

Tenga en cuenta que en este momento, esto es solo una corazonada. Todo lo que podemos decir con seguridad de este estudio es que las personas con menos glándulas sebáceas en la piel pueden desarrollar arrugas más profundas. ¿Las personas con piel seca en realidad tienen menos glándulas sebáceas en la piel que las personas con piel grasa? Esto ciertamente tendría sentido, pero no lo sabemos con certeza. Se necesita más investigación para mostrar el vínculo entre el número de glándulas sebáceas de la piel y la piel seca o grasa.

Resultados del estudio #2

Expandir para revelar detalles del estudio

Anatomía Clínica

Este estudio fue publicado en 2015 en la revista Anatomía Clínica. Curiosamente, los investigadores también encontraron que la piel que contenía menos glándulas sebáceas tenía dos características adicionales que podrían ir de la mano con un envejecimiento más rápido. La piel con menos glándulas sebáceas en la piel tendía a:

  • ser más delgado
  • Exhibir más elastosis solar (una pérdida de elasticidad de la piel causada por la exposición al sol)4

Si bien es difícil sacar conclusiones sólidas de esto, estos hallazgos sugieren que la piel seca podría ser menos resistente al envejecimiento debido a factores ambientales como la exposición al sol.

Estudio #3: La piel sin acné podría envejecer más rápido que la piel propensa al acné

Los investigadores encontraron que las personas que nunca habían tenido acné podrían mostrar signos de envejecimiento de la piel más rápidamente en comparación con las que sí tenían acné.

En este estudio, los investigadores querían ver si sufrir acné en la juventud podría acelerar o retrasar el envejecimiento de la piel más adelante en la vida. Sorprendentemente, descubrieron que las personas que nunca habían tenido acné podían mostrar signos de envejecimiento de la piel más rápidamente en comparación con las que sí tenían acné. En otras palabras, ¡desarrollar acné podría retrasar el envejecimiento de la piel!

Primero, los investigadores preguntaron a las gemelas si alguna vez habían sufrido de acné. Luego, tomaron muestras de sangre y piel de las hembras y realizaron pruebas genéticas para buscar signos de envejecimiento a nivel celular. Descubrieron que las mujeres que no habían tenido acné poseían dos signos genéticos de que su piel podría estar envejeciendo más rápido en comparación con las mujeres que habían tenido acné.5

Este estudio es fascinante, pero deja muchas preguntas sin respuesta. ¿Cómo protege tu piel del envejecimiento el tener acné? ¿O es solo una coincidencia que las personas que sufrían de acné envejecieran más lentamente?

Además, el estudio no es perfecto. Una limitación es que los investigadores solo saben a partir de las respuestas del cuestionario de los participantes si tuvieron o no acné en la juventud. En otras palabras, los científicos no confirmaron la información al verificar los registros médicos de los participantes. Esto introduce la posibilidad de errores si los participantes recordaron mal su historial de acné. Una segunda limitación es que el estudio solo analizó sujetos femeninos. En otras palabras, no sabemos si los resultados también se aplican a los hombres.

Resultados del estudio n.º 3: la piel sin acné podría envejecer más rápido que la piel propensa al acné

Ampliar para leer detalles de los estudios

Revista de Dermatología Investigativa

Este estudio fue publicado en 2017 en el Revista de Dermatología Investigativa. Los investigadores encontraron dos signos de envejecimiento celular más rápido en la piel de mujeres que nunca habían sufrido de acné:

1. Sus cromosomas (masas de ADN parecidas a cuerdas que contienen sus genes) tenían telómeros más cortos. Los telómeros son capuchones cortos en los extremos de los cromosomas y juegan un papel importante cada vez que una célula se divide y copia su ADN. Cuanto más cortos son los telómeros, menos veces se puede dividir una célula. En otras palabras, este hallazgo sugiere que en las mujeres que nunca tuvieron acné, las células de la piel dejan de dividirse antes que en las mujeres que sí tuvieron acné. Cuanto antes dejen de dividirse las células de la piel, antes dejará la piel de una mujer de rejuvenecerse y de lucir joven. Dicho de otra manera, las mujeres que tuvieron acné en su juventud podrían mantener una piel con un aspecto más joven durante más tiempo.

2. Sus células de la piel activaron un gen específico llamado ZNF420 con mayor frecuencia en comparación con las células de la piel de las mujeres que habían sufrido acné. Este gen trabaja para matar las células de la piel que ya no se necesitan, un proceso que tiende a ocurrir cuando la piel envejece. En otras palabras, las mujeres que nunca habían tenido acné parecían tener más signos de muerte en las células de la piel en comparación con las mujeres que habían experimentado acné.5

Juntos, los resultados de estos tres estudios implican que la piel seca y sin acné podría envejecer más rápido que pieles grasas con tendencia acneica. Sin embargo, estos hallazgos son preliminares y necesitamos más estudios antes de poder sacar conclusiones firmes. Aún así, es reconfortante saber que puede haber un lado positivo para tener una piel propensa al acné.

¿Cómo sé mi tipo de piel?

Los científicos tienen medidas sofisticadas para la piel grasa, normal o seca, pero es bastante fácil juzgar qué tipo tienes.

Entonces, ¿cómo sabes qué tipo de piel tienes? Aquí hay algunas formas rápidas de diferenciar la piel seca de la grasa.

En comparación con la piel grasa, la piel seca tiende a:

  • Descamarse en parches visibles
  • aspecto escamoso
  • Grieta fácilmente
  • Aspecto mate (no brillante)6,7

Como sugiere el nombre, la piel seca produce menos grasa en comparación con la piel grasa. Usando imágenes avanzadas y otras técnicas, los científicos pueden determinar la cantidad de poros y glándulas sebáceas en la piel de una persona y medir la cantidad de grasa que produce la piel.7,8pero en el mundo real, es bastante fácil determinar de un vistazo si tienes la piel seca o grasa. La primicia completa sobre los tipos de piel

Los estudios que hemos analizado podrían sugerir que solo hay dos tipos de piel: seca/normal y grasa. En realidad, los cosmetólogos suelen clasificar la piel en cuatro tipos básicos:

1. Piel seca

2. Piel grasosa

3. Piel mixta

4. Piel sensible

Los cosmetólogos usan estos tipos de piel para determinar el régimen de cuidado de la piel apropiado para cada persona.

Sin embargo, muchos expertos creen que incluso esta clasificación es demasiado simple. Por ejemplo, el indicador de tipo de piel de Baumann (BSTI) es un sistema para clasificar la piel en 16 tipos diferentes. El BSTI utiliza un cuestionario de 64 ítems para determinar si la piel de una persona es:

  • seco o aceitoso
  • Sensible o resistente
  • Pigmentado o no pigmentado
  • Arrugado o sin arrugas (apretado)

Dado que hay dos opciones para cada categoría, hay 16 combinaciones posibles en total.6

Indicador de tipo de piel Baumann

La primicia completa sobre piel seca versus piel grasa

A nivel de tejidos, la piel seca es más fina y contiene menos agua. En ausencia de agua, las células de la piel que mueren no se desprenden adecuadamente. En lugar de descomponerse correctamente, las conexiones entre las células muertas de la piel se mantienen fuertes, de modo que las células muertas de la piel se desprenden en láminas enteras. Esto es lo que hace que la piel seca se vea escamosa y escamosa. Además, la falta de agua puede provocar que la piel seca desarrolle grietas. Las grietas son problemáticas porque pueden servir como puerta de entrada para patógenos (virus, bacterias y hongos).6,7 ¿Qué causa el envejecimiento de la piel?

Nuestro tipo de piel es solo un factor que influye en la rapidez con que envejece nuestra piel. Hay muchos otros factores, algunos intrínsecos (parte de nuestro propio cuerpo y biología) y otros externos (provocados por nuestro entorno).

Factores intrínsecos que determinan qué tan rápido envejece nuestra piel incluyen:

  • Producción de radicales libres (sustancias químicas dañinas que se forman naturalmente en nuestros cuerpos durante nuestras vidas)
  • Factores genéticos
  • factores hormonales1,2,9-11

Estos factores intrínsecos son parte de nuestro envejecimiento natural, que los científicos consideran en gran medida fuera de nuestro control.

Factores externos que pueden acelerar el envejecimiento de nuestra piel incluyen:

  • Exposición a los rayos del sol
  • Contaminación
  • De fumar
  • Dieta pobre
  • Movimientos musculares repetitivos como fruncir el ceño
  • Algunas infecciones que pueden acelerar el envejecimiento de la piel1,2,9,10

Hasta cierto punto, podemos controlar estos factores para intentar frenar el envejecimiento de la piel. Referencias

  1. Vashi, NA, de Castro Maymone, MB & Kundu, RV Diferencias de envejecimiento en la piel étnica. J Clin Aesthet Dermatol. 2016 enero;9(1):31-8. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26962390
  2. Zhang, S. & Duan, E. Luchando contra el envejecimiento de la piel: El camino del banco a la cama. Trasplante de células. 2018 mayo;27(5):729-738. doi: 10.1177/0963689717725755. Epub 2018 25 de abril. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29692196
  3. de Melo, MO & Maia Campos, PMBG Caracterización de pieles grasas maduras mediante técnicas biofísicas y de imagen de la piel. Tecnología Skin Res. 2018 agosto; 24 (3): 386-395. doi: 10.1111/srt.12441. Epub 2018 13 de febrero. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29441614
  4. Tamatsu, Y., Tsukahara, K., Sugawara, Y. & Shimada, K. Nuevo hallazgo que podría explicar por qué la piel se arruga más en varias partes de la cara. Clin Anat. 2015 de septiembre; 28 (6): 745-52. doi: 10.1002/ca.22571. Epub 2015 1 de julio. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26133537
  5. Ribero, S., Sanna, M., Visconti, A., Navarini, A., Aviv, A., Glass, D., Spector, TD, Smith, C., Simpson, M., Barker, J., Mangino , M., Falchi, M. & Bataille, V. Acné y longitud de los telómeros: un nuevo espectro entre las vías de la senescencia y la apoptosis. J Invest Dermatol. 2017 febrero; 137 (2): 513-515. doi: 10.1016/j.jid.2016.09.014. Epub 2016 28 de septiembre. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27693374
  6. Baumann, L. Comprensión y tratamiento de varios tipos de piel: el indicador de tipo de piel de Baumann. Dermatol. clin. 2008 julio; 26 (3): 359-73, vi. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18555952
  7. Youn, SW, Kim, SJ, Hwang, IA y Park, KC Evaluación del tipo de piel facial por secreción de sebo: discrepancias entre las descripciones subjetivas y la secreción de sebo. Tecnología Skin Res. 2002 agosto; 8 (3): 168-72. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12236886
  8. Maia Campos, PMBG, Melo, MO & Mercurio, DG Uso de técnicas de imagen avanzadas para la caracterización de pieles grasas. Fisiol delantero. 2019 marzo; 26(10):254. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/30971936/
  9. Makrantonaki, E., Bekou, V. & Zouboulis, CC Genética y envejecimiento de la piel. Dermatoendocrinol. 2012 julio; 4(3) 280 – 284. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3583889/
  10. Clatici, VG, Racoceanu, D., Dalle, C., Voicu, C., Tomas-Aragones, L., Marron, S,E., Wollina, U., & Fica, S. Edad percibida y estilo de vida. Las contribuciones específicas de siete factores que intervienen en la salud y la belleza. Maedica (Buchar). 2017 septiembre; 12 (3): 191-201. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29218067
  11. Lephart, los efectos antienvejecimiento de ED Equol protegen contra las agresiones ambientales al aumentar la defensa antioxidante de la piel y las proteínas ECM al tiempo que disminuyen el estrés oxidativo y la inflamación. Productos cosméticos 2018, 5, 16; doi:10.3390/cosméticos5010016.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *