Rascarse la piel y el trastorno de excoriación

Extracción de la piel - Acne.org

El trastorno de excoriación, es un trastorno psiquiátrico que puede empeorar el acné

La información esencial

Rascarse la piel es una de las peores cosas que una persona con acné puede hacerle a su piel, porque:

  • Retrasa la curación: Las lesiones de acné sanan más lentamente cuando se arrancan.
  • Causa irritación física: Cualquier cosa que irrite físicamente la piel puede provocar más acné.
  • Aumenta la posibilidad de cicatrización: Los dermatólogos que se especializan en la revisión de cicatrices de acné a menudo culpan más a las cicatrices que al acné en sí.

En resumen, ¡no elijas!

Sin embargo, a veces simplemente que te digan que no elijas no es realista. Cuando el picoteo se vuelve compulsivo, en ese momento recibe un nombre médico: trastorno de excoriación. Los medicamentos y la psicoterapia pueden ayudar a tratar el trastorno de excoriación, pero los resultados son mixtos. Si le resulta difícil dejar de pellizcar sus lesiones de acné u otras partes de su piel, hable con su médico acerca de encontrar un terapeuta que pueda ayudarlo.

La ciencia

P: ¿Qué es lo peor que puede hacer una persona con acné para perpetuar el ciclo del acné y dejar cicatrices?

A: Pellizca su piel.

Es tan simple como eso. Tocarse la piel retrasa la curación de las lesiones del acné y causa una irritación física rampante en la piel. Cualquier cosa que irrite físicamente la piel puede empeorar el acné, por lo que tocar las lesiones existentes solo crea más lesiones y nace un círculo vicioso. Escoger también aumenta dramáticamente las posibilidades de que el acné cicatrice.

Trastorno de excoriación

Pero a veces, dejar de recoger es más fácil decirlo que hacerlo. Para algunas personas, hurgarse se vuelve compulsivo, y en ese momento recibe un diagnóstico de trastorno de excoriación. Cuando se trata de lesiones de acné en particular, el diagnóstico se vuelve aún más específico y se denomina acné excoriado.

Si puedes dejar de picar ahora, hazlo. Si parece que no puede dejar de fumar, siga leyendo, ya que profundizaremos en el trastorno de excoriación y su conexión con el acné.

¿Qué es el trastorno de excoriación?

Trastorno de excoriacióntambién llamado trastorno de pellizcar la piel o dermatillomaníaes un trastorno psiquiátrico en el que las personas se pellizcan la piel de forma repetitiva y compulsiva, lo que provoca daños en los tejidos.

Este pellizcado de piel es compulsivo, lo que significa que las personas sienten que tienen que hacerlo y no pueden parar aunque lo deseen. Las personas con trastorno de excoriación pueden hurgarse en las lesiones de acné, costras u otras irregularidades de la piel. Cuando la elección es específicamente sobre lesiones de acné, los científicos se refieren a ella como acné excoriado.1-4

El trastorno de excoriación tiene una conexión con el TOC en el sentido de que las personas a menudo se sienten impotentes para detenerse y están muy angustiadas por ello.4-6 Amplíe para ver cómo la comunidad médica lo describe de manera similar al TOC

Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5)

La quinta edición del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5), que es el manual que utiliza la Asociación Estadounidense de Psiquiatría para diagnosticar enfermedades mentales, clasifica el trastorno de excoriación bajo el título de trastorno obsesivo-compulsivo y trastornos relacionados. Esto es porque El trastorno de excoriación tiene una conexión con las predisposiciones genéticas y los síntomas del trastorno obsesivo-compulsivo (TOC).4

Depresion y ansiedad

Un artículo de 2002 en la revista Depresion y ansiedad notas, «Como es característico de los trastornos del espectro obsesivo-compulsivo, los pacientes reconocen la naturaleza autoinfligida de estas lesiones y están angustiados por su incapacidad para controlar este comportamiento».5

Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5)

los DSM-5 da los siguientes criterios para un diagnóstico de trastorno de excoriación:

  • Pellizcar la piel recurrente que resulta en lesiones de la piel.
  • Intentos repetidos y fallidos de disminuir o detener el rascado de la piel.
  • El rascado de la piel causa malestar clínicamente significativo o deterioro en áreas importantes del funcionamiento (como el funcionamiento en el trabajo o en situaciones sociales).
  • El rascado de la piel no puede atribuirse a los efectos de una sustancia u otra condición médica o mental.
  • El rascado de la piel no puede explicarse mejor por los síntomas de otro trastorno mental (como delirios o autolesiones intencionales no suicidas).6

Además de descubrir que rascarse la piel tiene similitudes con el TOC, la investigación también muestra que algunas personas que se rascan la piel pueden sentirse impulsadas por sentimientos de disgusto hacia su apariencia.7,8 Expanda para leer más sobre la conexión entre rascarse la piel y la repugnancia

Imágenes cerebrales y comportamiento

En un estudio de 2018 publicado en la revista Imágenes cerebrales y comportamiento, los investigadores buscaron una conexión entre rascarse la piel y los sentimientos de disgusto. Mostraron a los participantes con trastorno de pellizcado en la piel y sin trastorno de pellizcado en la piel dos tipos de imágenes:

1. Imágenes que muestran una piel suave

2. Imágenes que muestran irregularidades en la piel

Los participantes que padecían el trastorno de pellizcarse la piel mostraban más disgusto al observar las irregularidades de la piel en comparación con los participantes sin este trastorno. Además, los participantes con el trastorno de pellizcarse la piel sintieron la necesidad de pellizcarse la piel cuando vieron imágenes de piel imperfecta, y sus cerebros mostraron más actividad en las áreas que procesan el asco en comparación con los participantes sin el trastorno de pellizco.7

¿Cómo se relaciona el trastorno de excoriación con el acné?

Cuando el acné comienza por primera vez, este suele ser el catalizador para el inicio del trastorno de excoriación. Sin embargo, las personas con trastorno de excoriación no se limitan a tocar un poco las lesiones de acné y seguir adelante. El pellizco se vuelve compulsivo y continúan pellizcando incluso después de que desaparece la lesión.9

Y como hemos aprendido, este rascado repetitivo puede irritar físicamente la piel y provocar más acné, dejando a la persona en un círculo vicioso de acné y rascado.10,11

Revista británica de dermatología

Según un artículo de 2013 en el Revista británica de dermatología, “Un estudio observacional muy pequeño mostró que pellizcar las lesiones del acné empeoró la inflamación y [pimples].”10

Las lesiones cutáneas causadas por pellizcos en personas con trastorno de excoriación pueden variar desde unas pocas en los casos leves hasta cientos en los casos graves. Tocarse repetidamente estas lesiones puede provocar un daño significativo en los tejidos e incluso complicaciones médicas graves, como infecciones y septicemia, que es una afección potencialmente mortal que se produce cuando una infección ingresa al torrente sanguíneo.9

¿Qué tan común es el trastorno de excoriación?

El trastorno de excoriación ocurre en aproximadamente el 1% – 5% de la población general, aunque tiende a ocurrir con más frecuencia en personas con otros trastornos psiquiátricos como TOC, ansiedad, depresión o trastornos alimentarios.1,6,9-11

También tiende a ocurrir más a menudo en mujeres que en hombres.1,4

¿Qué otros trastornos ocurren junto con el trastorno de excoriación?

El trastorno de excoriación a menudo ocurre junto con otros trastornos psiquiátricos. En particular, los estudios han informado que el trastorno de excoriación ocurre junto con:

  • Desórden dismórfico del cuerpo
  • Desorden obsesivo compulsivo
  • Tricotilomanía (trastorno de arrancarse el cabello)
  • Trastornos de la alimentación
  • Ansiedad
  • Depresión
  • Trastornos por uso de sustancias2,9,12,13

Si bien los científicos no saben exactamente por qué el trastorno de excoriación a menudo ocurre con estos otros trastornos, al menos parte de la superposición probablemente se deba a que comparten características biológicas.2,12

Trastornos que ocurren junto con el trastorno de excoriación

¿Qué causa el trastorno de excoriación?

Los investigadores no saben qué causa el trastorno de excoriación, pero los factores biológicos y psicológicos parecen contribuir a ello.

  • Factores biológicos probablemente incluyen predisposición genética. En otras palabras, si tu mamá o tu papá eran “recolectores”, es más probable que tú también lo seas. Los estudios respaldan esto, con algunos estudios que muestran que hasta el 43% de las personas con trastorno de excoriación pueden haberlo heredado de sus padres. Los estudios de gemelos también han mostrado un fuerte componente genético en el trastorno de excoriación.9,14 Los científicos se han centrado en dos genes diferentes que pueden desempeñar un papel en la predisposición de alguien a desarrollar el trastorno de excoriación: El primer gen se llama HOXB8, un gen que ayuda a regular la formación de órganos y tejidos en un feto en desarrollo. Al menos un estudio ha encontrado que la alteración de este gen en ratones se asocia con un aseo excesivo que conduce a la pérdida de cabello y lesiones en la piel. El segundo gen se llama SAPAP3, un gen que ayuda a las células cerebrales a comunicarse entre sí. Un estudio en ratones demostró que los ratones que carecían de este gen participaban en comportamientos compulsivos de acicalamiento que provocaban calvicie y llagas abiertas. Otro estudio que analizó a familias con TOC encontró que una variación en este gen estaba asociada con el desarrollo de trastornos del aseo como morderse las uñas.9
  • Factores psicologicos podría incluir intentos de evitar emociones incómodas o reducir los pensamientos obsesivos o la impulsividad (la tendencia a actuar por capricho, sin pensar en ello).9,15 En pocas palabras, alguien podría rascarse la piel en un intento subconsciente de evitar pensar en el hecho de que es infeliz.

¿Cómo se trata el trastorno de excoriación?

El trastorno de excoriación se puede tratar con medicamentos, con psicoterapia o con una combinación de ambos. Sin embargo, los resultados a largo plazo del tratamiento han mostrado resultados mixtos y, a veces, poco impresionantes.15

medicamentos

Los medicamentos que pueden tratar el trastorno de excoriación incluyen:

  • Antidepresivos, especialmente ISRS (inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina) y TCA (antidepresivos tricíclicos)
  • Antagonistas de opiáceos, como la naltrexona
  • Antipsicóticos atípicos, como la olanzapina3,4,15

Los medicamentos no siempre funcionan. Cuando funcionan, pueden requerir paciencia. Por ejemplo, los antidepresivos suelen tardar entre dos y seis semanas en empezar a funcionar.

Los antidepresivos, que se recetan con mayor frecuencia, pueden tener efectos secundarios desagradables, como náuseas, diarrea, aumento de peso significativo, insomnio, sedación y pérdida de la libido.3

Finalmente, los medicamentos no abordan los factores psicológicos que pueden contribuir al trastorno de excoriación. Por esta razón, lo ideal es que los medicamentos se prescriban junto con la psicoterapia.15

Psicoterapia

Hay varios enfoques de psicoterapia diferentes que pueden ayudar con el trastorno de excoriación:

  • Terapia cognitiva conductual (TCC): La terapia cognitiva conductual implica aprender a cambiar patrones problemáticos de pensamiento y comportamiento. En la TCC, los terapeutas ayudan a sus clientes a identificar primero, luego desafiar y luego cambiar sus pensamientos y comportamientos relacionados con el rascado de la piel.
  • Terapia de aceptación y compromiso (ACT): La terapia de aceptación y compromiso es una forma de terapia cognitiva conductual que utiliza estrategias de atención plena, aceptación y cambio de comportamiento para reducir el comportamiento de pellizcarse la piel. Los clientes aprenden a identificar los impulsos de elegir y luego aprenden a tolerar las emociones incómodas que surgen cuando no eligen.
  • Entrenamiento de inversión de hábitos (TRH): El entrenamiento de inversión de hábitos implica aprender a ser consciente de la necesidad de picar y luego reemplazar los comportamientos de picar con comportamientos más saludables.

Estas tres terapias pueden ser efectivas en el tratamiento del trastorno de excoriación, al menos a corto plazo. Sin embargo, los resultados han sido inconsistentes a largo plazo.4,15

Piel sin acné

Si siente que no puede dejar de rascarse la piel, pídale a su médico que lo remita a un psiquiatra (puede recetar medicamentos) o psicólogo (solo puede brindar asesoramiento) que pueda ayudarlo. Una vez que deje de pellizcar su piel, podrá evitar el acné mucho más fácilmente y reducirá drásticamente la posibilidad de que cualquier acné que tenga quede cicatrizado. Referencias

  1. Odlaug, BL & Grant, JE Extracción patológica de la piel. Soy. J. Abuso de alcohol y drogas 36296-303 (2010). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20575652
  2. Snorrason, I., Belleau, EL & Woods, DW ¿Qué relación tienen el trastorno de arrancarse el cabello (tricotilomanía) y el trastorno de pellizcarse la piel? Una revisión de la evidencia de comorbilidad, similitudes y etiología compartida. clin. psicol. Rvdo. 32618-29 (2012). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22917741
  3. Bethany L.Gelinas, MG Tratamientos farmacológicos y psicológicos de la punción cutánea patológica: un metanálisis preliminar. J. Compulsiones Obsesivas. Relativo Desorden. 29 (2013). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK138035/
  4. Paylo, MJ, & Zins, AA Trastorno por excoriación: un nuevo diagnóstico en el DSM-5. Sitio web de la Asociación Americana de Consejería: Consultado el 23 de marzo de 2017.
  5. Lochner, C., Simeon, D., Niehaus, DJ & Stein, DJ Tricotilomanía y pellizcado de la piel: una comparación fenomenológica. deprimir la ansiedad 1583-6 (2002). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/11891999
  6. Scheinfeld, NS Trastorno por excoriación. Medscape Actualizado el 26 de enero de 2016. Consultado: 23 de marzo de 2017.
  7. Schienle, A., Übel, S. y Wabnegger, A. Provocación de síntomas visuales en el trastorno de pellizcado de la piel: un estudio de fMRI. Comportamiento de imágenes cerebrales. 121504-1512 (2018). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29305750
  8. Davey, GC Asco: la emoción de evitar la enfermedad y sus disfunciones. Filosofía Trans R. Soc. largo B. Biol. ciencia 3663453-3465 (2011). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22042921
  9. Subvención, JE y otros. Trastorno de rascado de la piel. Soy. J. Psiquiatría 1691143-9 (2012). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23128921
  10. Bhate, K. & Williams, HC Epidemiología del acné vulgar. Hermano J. Dermatol. 168474-85 (2013). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23210645
  11. Williams, HC, Dellavalle, RP y Garner, S. Acne vulgaris. Lanceta 379361-72 (2012). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21880356
  12. Grant, JEP, MN Manual de Oxford sobre los trastornos del control de los impulsos (Oxford University Press, 2011). https://www.oxfordhandbooks.com/view/10.1093/oxfordhb/9780195389715.001.0001/oxfordhb-9780195389715
  13. Leibovici, V. et al. Trastorno de excoriación (pellizcar la piel) en estudiantes universitarios israelíes: prevalencia y correlatos de salud mental asociados. General Hosp. Psiquiatría 36686-9 (2014). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25150776
  14. Monzani, B. et al. Prevalencia y heredabilidad del rascado de la piel en una muestra comunitaria de adultos: un estudio de gemelos. Soy. J.Med. Gineta. B. Neuropsiquiatría. Gineta. 159B605-10 (2012). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22619132
  15. Stargell, NA, y otros. Trastorno de excoriación: evaluación, diagnóstico y tratamiento. El consejero profesional 650-60 (2016).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *